Se venden más de 13 mil sillas ecológicas de Coca-Cola y Emeco

México, D.F.- En el marco de la Semana de Diseño (DW MéXICO), The Coca-Cola Company y el fabricante de muebles Emeco presentaron la “111 Navy Chair”, una silla fabricada a partir de ciento once botellas de PET recicladas, gracias a la unión de dos productos icónicos: la botella Contour de Coca-Cola y Navy Chair de Emeco.

Notas sobre mercadotecnia y relaciones públicas:
Haz mercadotecnia verde con redes sociales
Mercadotecnia ecológica de KA-AB y Pronatura

Las dos empresas se unieron con el propósito de fomentar la cultura de reciclaje y presentaron dicha silla dentro de un cubo de hielo -que simboliza la unión y trabajo conjunto de Emeco y Coca-Cola– en las diferentes locaciones y actividades de la Semana de Diseño DW México.

En 2006, Coca-Cola se acercó a Emeco para proponer el uso de botellas recicladas de PET en la fabricación de muebles., cuando ésta buscaba innovadoras maneras de demostrar el valor de reciclar el plástico. Así, con la ayuda de científicos, químicos y técnicos de ambas compañías, ambas empresas crearon la silla “111 Navy Chair”, hecha de una mezcla de 60 por ciento de plástico de rPET (Plástico PET reciclado) y una combinación de otros materiales como pigmento y fibra de vidrio los cuales sirven para otorgarle fuerza.

“Cuando Coca-Cola se nos acercó con esta idea, inmediatamente lo aceptamos. Era un proyecto bastante grande para una empresa relativamente pequeña, pero teníamos en nuestras manos el potencial de reciclar millones de botellas por año”, dijo Dan Fogelson, vicepresidente de Ventas y Mercadotecnia de Emeco.

La “111 Navy Chair” está basada en el modelo original Emeco Navy Chair (#1006) de aluminio, diseñada en 1944 para la Marina de Estados Unidos, la cual ha vendido más de un millón de piezas en ese país. Fue presentada en la Feria del Mueble en Milán -que se llevó a cabo del 14 al 19 de abril de 2010- y a la fecha se han vendido casi 13 mil ejemplares en más de 36 países.

En México, la silla estará a la venta en el showroom de Bauhaus y Cassina en el Centro de Arquitectura y Diseño (CAD) de la Cuidad de México; disponible en seis colores: rojo Coca-Cola, naranja persimo, verde pasto, blanco nieve, gris carbón y gris grafito.

Cabe resaltar que aproximadamente 3 millones de botellas de plástico son recicladas anualmente para la producción de la silla.

Para Coca-Cola, la “111 Navy Chair” es un proyecto que busca fomentar un cambio en el comportamiento de las personas hacia una cultura de reciclaje. Es el reflejo del compromiso de la empresa con la sustentabilidad y su búsqueda por la innovación y originalidad en el diseño de sus productos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299