La razón por la que Bird Box se convirtió en la película más vista de Netflix

Bird Box-Netflix-IMDB
Imagen: Netflix
  • Bird Box es un thriller protagonizado por Sandra Bullock.

  • Netflix tiene una base de más de 137 millones de usuarios a nivel mundial.

  • Más de 45 millones de suscriptores la han visto en una semana.

Durante la última semana de diciembre Bird Box se convirtió en uno de los contenidos de Netflix que protagonizó gran parte de la conversación digital por dos principales razones: que se posicionó como la película más vista de la plataforma y la gran cantidad de memes inspirados en ella.

Según la compañía de Los Gatos, California, la película protagonizada por Sandra Bullock y dirigida por Susanne Bier fue vista por más de 45 millones de suscriptores, durante los primeros días que estuvo disponible en su catálogo.

Aunado a esto, se propagaron en redes sociales una gran cantidad de memes, primero en tono de burla y sátira a la película y después a manera de parodiar la trama con actividades cotidianas coartadas con el hashtag #BirdBoxChallenge.

La pregunta es ¿cuál de las dos ocurrió primero?

En primera instancia se supuso que los múltiples memes fueron producto de la popularidad de la cinta pero, datos recientes proponen que no fue así, sino que estos contenidos en redes sociales fueron una de las principales causas de la popularidad de Bird Box.

Así lo señala un reporte reciente de Nielsen el cual propone que durante sus primeros siete días, la audiencia de la película llegó a 24,2 millones de personas en Estados Unidos, y para cuando cumplió 10 días, llegó a más de 36 millones.

Estos datos fueron obtenidos a través de Nielsen’s SVOD Content Ratings, un servicio del conglomerado de medios con sede en Nueva York, lanzado en 2017 cuyo objetivo es hacer una medición de audiencias en las plataformas de contenidos streaming.

Lo realmente interesante de este reporte, citado en Fast Company, es que el boom por Bird Box no se dio sino con el paso de los días; cita como ejemplo compartido que la película producida por Bluegrass Films, Chris Morgan Productions, Universal Pictures, tuvo fue vista por 3,5 millones de personas en su primer día de estreno, muy por debajo de los 5,4 millones que alcanzó Bright.

De acuerdo con Nielsen, su popularidad y audiencia fue creciendo a medida que se propagaban los memes de crítica y burla de la película, lo que despertó el morbo o interés de otros espectadores. Si buscamos un símil en México, podríamos compararlo con Luis Miguel, la serie, producción que si bien tuvo fans cautivos desde un inicio, su audiencia fue incrementando a medida que la curiosidad y morbo se alimentaba tras cada episodio estrenado en Netflix.

Un dato que puede sustentar esta tesis con Bird Box lo podemos encontrar en Google Trends, donde la película no tuvo gran impacto en interés de las búsquedas el 20 de diciembre con apenas 1 punto sobre 100, mientras que conforme pasaron los días esto cambió, por ejemplo, el 24 de diciembre fue 28/100 y el 27 de diciembre fue de 100/100.

Los memes en marketing

Sabemos que los memes no son nuevos, realmente tienen mucho año manejando el concepto, por ejemplo, desde Zenith Media refieren que el concepto es atribuido al científico Richard Dawkins en su obra ‘The Selfish Gene’ (1976).

Pero, con el paso de los años y ya en la era digital, el meme entendido como la unidad mínima de información que se puede transmitir a través de una imagen y un poco de texto, se encontró por primera vez con los autores Knobel y Lankshear, en 2007 y, desde entonces, ha cobrado cada vez mayor popularidad entre los usuarios.

Tanto, que incluso se habla de que este tipo de recursos gráficos pueden ser una gran herramienta de marketing debido a que tienen una enorme capacidad para ‘humanizar al mensajero’, es decir, permiten a las marcas transmitir las emociones que el meme simboliza y, con ello, establecer una relación más personal con sus clientes.

En este caso no se trata de un contenido generado por Netflix, pero el efecto que tuvo el retomar a Bird Box para que los propios usuarios generaran contenidos ya fuera por burla y después por reto, tuvo como un segundo efecto incrementar de manera exponencial la popularidad de la película.