La publicidad de video en línea toma preponderancia

Hoy en día, no se puede pensar que exista una marca relevante que carezca de una estrategia de marketing online. Si bien esta es una alternativa en crecimiento, hay que considerar la cantidad de mensajes que se generan en la red, desde blogs hasta la dinámica oferta de redes sociales, lo que expone a los materiales, como los populares videos, a perderse en esa selva digital.

Todo ello pone a pensar a los anunciantes, pues se debe ponderar si existiendo tantas herramientas y formatos disponibles, vale la pena producir videos de calidad. La respuesta debe de ser si, porque las estadísticas así lo demuestran.

Un estudio reciente reveló que el ROI de la publicidad de un video online tiene 81 por ciento de retorno, el más alto de cualquier otra alternativa existente. La inversión de publicidad online en los EUA es ya mayor que la que se dedica a los medios impresos y es la segunda, solo después de la televisión tradicional. El 60 por ciento de los anunciantes está transfiriendo su presupuesto de TV, a anuncios online.

Y en este ámbito, el video está atravesando una fase de transición significativa, ya que las tendencias de publicidad de video emergentes están configuradas para cambiar la manera en que los anunciantes se acercan a este medio.

Si bien el video tradicional ha tenido un gran potencial de conversión de ventas, los nuevos formatos como campañas de 360 ​​grados, video recompensado y transmisiones en vivo, pueden generar un beneficio mayor. Ese beneficio es la capacidad de una marca para llamar la atención a través de un video, incluso cuando el espacio de marketing tradicional para videos se convierte en un área atestada y desafiante en la que competir.

La mayoría de estas tendencias surgen como resultado de la tecnología móvil y las plataformas que ofrecen estos dispositivos. Con la penetración que están teniendo los teléfonos inteligentes, ahora los consumidores pueden interactuar con las marcas, recibir incentivos o participar en eventos de forma remota y en tiempo real.

Este entorno exige a las marcas estar preparadas para ofrecer contenido innovador a medida que la oferta de incentivos, interacciones en vivo y experiencias inmersivas de los consumidores, crece de forma persistente.

La transmisión en vivo es uno de los formatos preferidos entre los consumidores que incluso algunos expertos consideran como el futuro de las redes sociales, Facebook Live es un claro ejemplo. Las plataformas sociales más populares permiten incluso a los consumidores filmar y compartir simultáneamente. Esta es un área en la que las marcas líderes están participando cada día más.

Una gran ventaja de la transmisión en vivo es que es de bajo costo, evita el gasto inherente a la producción y los consumidores tienden a ser menos exigente en la calidad de las señales. Algunos videos en vivo pueden incluso guardarse y almacenarse para accesibilidad futura.

Para el 2021, se pronostica que el 13 por ciento del tráfico en la red lo represente el video en vivo y esta cifra crecerá proporcionalmente con el número de producciones en vivo que formen parte de las campañas y lanzamientos de las marcas. Aquellas marcas que entiendan el poder del contenido en vivo, estarán mejor preparadas para proporcionar mejores creaciones.

Uno de los desafíos más importantes en la publicidad de videos no es atraer espectadores sino retenerlos de principio a fin. Cuanto más tiempo se mira un video, más probable es que el consumidor retenga el mensaje o incluso compre el producto, convirtiendo a las vistas completas en el tope de rendimiento en las métricas de video.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.