La mejor vacuna contra el fracaso

Twitter: @carlosluer

Emprender siempre conlleva un riesgo: La posibilidad de errar o “fracasar” en lo que te propones. ¿El fracaso es parte de la vida? Quizá. Depende desde el cristal con que se mire. Lo cierto es que, hay ocasiones en que, a pesar del empeño, la preparación o la intención, las cosas simplemente no salen como se deseaba.

Es curioso darse cuenta que, tanto el éxito como el fracaso comparten una misma esencia. Es decir, son los dos polos opuestos de una misma cosa. Mientras que el éxito se percibe como la capacidad para manifestar o materializar aquello que deseamos, el fracaso se deriva de la inhabilidad de obtener “algo” positivo de una situación.

¿Qué factores pueden determinar el resultado en algo que emprendes? ¿Cómo se pueden incrementar o reducir las probabilidades de éxito? Ciertamente y, de acuerdo a cada caso, corresponden los factores que pueden influir. Lo que es cierto es que, hay ciertas reglas básicas o generales que conviene considerar a la hora de emprender algo nuevo que, aunque no garantizan el éxito, si incrementan dramáticamente sus probabilidades.

Me parece una analogía apropiada el asemejar los hábitos necesarios para inducir el éxito en lo que hacemos, con “una vacuna”. En este caso, para reducir la posibilidad de contraer “un fracaso”. Así los ingredientes serían:

INTENTAR

Por intentar me refiero a la suma de acción, empoderada por la intención, no a la errada concepción de intento que se tiene en el lenguaje castellano. La principal causa del fracaso de una idea o proyecto es la inhabilidad para iniciarlo (por la causa que quieras), mientras que el ser capaz de comenzar una acción sostenida, empoderada por una fuerte intención que le dé sentido, es el primer paso que abre camino a todo lo demás.

ENFOQUE

Una sola cosa a la vez, con todo el interés. Ya he tocado este punto varias ocasiones. Entre más enfoques la energía que le dediques a una cosa, mejores resultados puedes esperar. Entre más cosas quieras abarcar, más dividirás tu atención, tu energía y tu tiempo, diluyendo así la fuerza que le imprimes a cada una.

PERSISTENCIA

El arranque no lo es todo. La capacidad de sostener una acción es igual de importante que iniciarla. Es decir, mantener un esfuerzo continuo en el tiempo, enfocando atención y energía de calidad en el proyecto o acción que realizamos es esencial para que fructifique. Una gran cantidad de “fracasos” se originan por la incapacidad del actor para sostener por un período prolongado sus esfuerzos.

APRENDER

El aprendizaje es la posibilidad que tenemos para transformar un fracaso en éxito. No conozco una sola persona cuyo “porcentaje de bateo” sea del 100 por ciento. Todos, absolutamente todos, en este planeta nos equivocamos. Así que, saber identificar cuando un intento no va a fructificar es un paso más sutil pero igual de esencial. El mismo Edison lo mencionó: “No he fracasado, solamente descubrí 1000 formas de no hacer una bombilla”. Como te puedes dar cuenta, esta es una cuestión meramente de la perspectiva desde la que evalúas o abordas tus resultados, la cual abordé a más detalle en una columna anterior.

DESAPEGO

El aprendizaje va de la mano con el desapego. Al darse cuenta que algo no fructificará debe haber la capacidad de no obstinarse con el control o con obtener un resultado específico. El desapego no implica soltar y darse por vencido, sino abrirse a nuevas posibilidades, desechando simplemente “lo que no sirve”. Hay que recordar que, aunque los obstinados son los que generalmente consiguen lo que otros no, siempre están abiertos a nuevas formas para conseguir lo que desean.

El “éxito” es el estado mental desde el que siempre obtenemos algo positivo, sin importar el resultado de lo que hacemos. Tener en mente la vacuna IEPAD (Intento, Enfoque, Persistencia, Aprendizaje y Desapego), puede conceder una ventaja significativa a la hora de emprender cualquier cosa que desees. ¿Cómo incrementas tus posibilidades de éxito en las cosas que haces? ¿Sabes sacar algo positivo de un fracaso? Quiero conocer lo que piensas. Participa aquí y sigue la conversación en Twitter en @carlosluer. Nos seguimos leyendo por aquí.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299