CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La lectura: un futuro optimista en el entorno digital

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Nos hemos acostumbrado a asumirnos como un país de pocos lectores, a creer que somos una nación de analfabetas funcionales. Cada año las encuestas de libros leídos nos avergüenzan con números que van de uno a dos libros leídos, en promedio, por cada mexicano.

Nos hemos acostumbrado a asumirnos como un país de pocos lectores, a creer que somos una nación de analfabetas funcionales. Cada año las encuestas de libros leídos nos avergüenzan con números que van de uno a dos libros leídos, en promedio, por cada mexicano.

Sin embargo, esos desalentadores datos nos impiden ver realidades más profundas al respecto, por ejemplo, la mitad de la población a nivel nacional vive en municipios que no cuentan con una sola librería, cómo entonces se le puede exigir a la gente que compre y lea libros. Quedan las bibliotecas, dirán los inquisidores, pero ante una escasa cultura del libro y sus procesos, esos centros se convierten con suerte en lugares donde los estudiantes acuden a hacer las tareas o bien sirven como punto de reunión con los amigos.

Ante esto, las redes sociales y el entorno digital ofrecen una salida, una vía hacia el optimismo de pensar que aún existen vías de mejorar los niveles de lectura que tanto parecen preocupar a las autoridades pero que tan poco ocupan a los planes y programas gubernamentales, al menos no con la fuerza que se necesita.

Existen iniciativas que hacen un esfuerzo por aportar en estos logros, como la del joven escritor Gabriel Rodríguez Liceaga (dos veces premio nacional de narrativa), usuario activo y afamado en las redes sociales. Su propuesta del hashtag Ponle cuernos a la lectura, buscó mezclar las costumbres de las redes con el placer de la lectura, ya que invitaba a los tuiteros a subir fotos del libro que estaban leyendo pero poniéndole cuernos, a la usanza de la tradicional broma al poner cuernos sobre la cabeza de un compañero de fotografía.

Este hashtag se mantuvo por muchos meses con una alimentación constante y positiva por parte de los usuarios de la red social, quienes subían desde clásicos de la literatura universal hasta novedades editoriales de jóvenes promesas, lo cual logró un efecto positivo adicional: la promoción de obras que no cuentan con el empuje de un aparato publicitario fortalecido.

Y como bien se sabe, la lectura no sólo se trata de consumir novelas, cuentos o poesía, también se trata de difundir la inquietud académica, el deseo por conocer nuevas ideas y entender el pasado a través de la historia.

En este sentido encontramos cuentas de twitter que se hicieron ya un emblema de la forma en que las redes sociales funcionan y hacen circular mensajes de manera masiva, llegando a sectores de la población que de otro modo, quizá, no habrían tenido ocasión de llegar.

Don Porfirio y Benito Juárez son nombres de usuarios ampliamente conocidos, detrás de los cuales hay un historiador y un experto de la Comunicación, ambas impusieron tendencia en la divulgación –muy sui generis- de la historia nacional y provocaron un alud de cuentas de Twitter bajo nombres de la historia nacional.

Lo curioso, y valioso, del asunto es que todas esas cuentas postean comentarios que si bien son graciosos tienen total coherencia con la personalidad que se ha documentado de los personajes de quienes toman sus nombres de usuario. Y no sólo se quedan en la emisión de dichos comentarios sino que en muchas ocasiones hacen días y horarios especiales donde interactúan con sus seguidores para cotejar datos históricos, responder preguntas al respecto y hasta entregar premios a quienes ofrezcan datos verificables.

Estos son ejemplos de cómo el medio y el tipo de lenguaje usado para acercar la lectura y el conocimiento a las generaciones más jóvenes, es fundamental para lograr mensajes eficaces.

La aparición de redes como Lecturalia, Goodreads, Lectyo, Librote o Tú qué lees son muestras claras de que no hacen falta lectores sino estrategias creativas que llamen a la acción. Si la población cuenta con una plataforma que le proporcione herramientas para lograrlo, la tomará.

Por supuesto no se trata de levar las campanas al cielo y declarar a la era digital como la época dorada de la lectura, pero sí es verdad que la disponibilidad en la red de libros completos en versión digital o, la cada vez más común, presencia de libros electrónicos resultan una esperanza ante la lectura, que tanta falta le hace a la humanidad.

En adelante seremos testigos del avance de estas redes sociales enfocadas a los gustos y las necesidades de los lectores y podremos ser capaces de evaluar la pertinencia de las librerías online contra las físicas, también tendremos ocasión de discutir –e incluso legislar- la reproducción de obras enteras en la red, pero hoy cualquier esfuerzo enfocado a incrementar no sólo la cantidad sino la calidad de la lectura en México deberá ser aprovechado y aplaudido.

Porque entorno digital o no, lo cierto es que la lectura ensancha el universo en que nos tocó vivir, amplía el horizonte desde donde entendemos el mundo y nos brinda la ocasión de conocer puntos de vida, formas de vida y situaciones que de otro modo jamás podríamos, a menos que viajáramos incansable y constantemente alrededor del planeta.

Así que ya sea poniéndole cuernos a la lectura o uniéndonos a las redes sociales especializadas en lectores, lo cierto es que debemos aprovechar lo digital, rescatar lo tradicional y crear nuevos entornos donde la lectura, la escritura y la reflexión sean una constante. Al final, la conexión de todas las herramientas disponibles nos hace mejores personas, mejores amigos, mejores parejas y, claro, mejores profesionistas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados