La Internet no ha coadyuvado el desarrollo educativo de los jóvenes en México

Según  Leobardo Hernández Audelo, maestro en Ciencias Computacionales por la UNAM, nuestro país ha logrado la penetración de la Internet y se ha colocado en los primeros lugares a nivel mundial en el uso de las redes sociales. Sin embargo, “esto no ha logrado el desarrollo educativo de las personas, parece que sucede lo contrario, debido a que el uso de la Internet en México está supeditado a tres tipos: comunicación (chat, redes sociales, e-mail) contenidos en YouTube y pornografía”.

En México, hay una población de más de 120 millones de habitantes, de los cuales, alrededor de 63 millones están conectados a internet y son usuarios de perfiles en alguna red social, aseguró.

México ocupa el cuarto lugar en el mundo (después de Filipinas, Brasil y Argentina) con usuarios que más tiempo gastan en uso de redes sociales, “en promedio cuatro horas y el nivel de aprovechamiento cultural y de conocimiento en México es bajo, mientras que los países que son más desarrollados, como Japón, las utilizan una hora en promedio”, afirmó el también coordinador del Laboratorio de Seguridad Informática de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón.

En México, el acceso y uso de Internet se ha incrementado, 40% de los hogares tiene entrada a este servicio y el 73% de ellos son jóvenes de entre 12 y 17 años, según el Centro de Enseñanza Técnica y Superior (CETyS). La influencia de los contenidos de la web está a la orden del día. Diana Romo Herrera, docente de la preparatoria del CETyS, dice que este segmento de la población construye parte de su identidad social en las redes. “Viven en un contexto social hiperconectado y buscan una aceptación constante de sus semejantes.

“Los chicos son fieles seguidores de influencers, y muchos de ellos quieren serlo y compartir contenido. Hay que destacar que en muchos de los casos, están conectados con personas que trabajan temas de desarrollo personal, la motivación y potencial”, comentó la académica, quien destacó que las redes sociales les ayudan a crear un sentido de pertenencia,  considerado como un factor importante para su etapa de desarrollo.

“En nuestros tiempos teníamos una construcción del yo, conociendo nuestras habilidades y limitaciones, y eso nos permitía tomar decisiones importantes, como la selección de una carrera. Con los adolescentes de hoy va a pasar, pero de forma diferente, el camino tiene que irse gestando desde lo digital y lo personal en la vida cotidiana”, agregó Romo Herrera.

Datos del Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019, publicado por la Asociación Mexicana de Internet son reveladores:

La principal barrera de acceso a internet, continúa siendo la velocidad de navegación.No saber utilizar la herramienta es una barrera que se encuentra presente en el segmento de más de 34 años. El segmento de 17 años o menos percibe que una de sus principales barreras es el costo elevado del servicio. En cuanto a la madurez de los usuarios, el 59% de los internautas mexicanos utilizan la herramienta al menos, desde hace 8 años. Los usuarios de la web en México llevan 7 años navegando, en promedio. El 67% de ellos percibe que se encuentra conectado en Internet las 24hrs; en 2019 pasan conectados diariamente 8 horas con 20 minutos, 8 minutos más que en 2018.Facebook se mantiene como la principal red social en México. Twitter sigue perdiendo usuarios (-10%); gana terreno Waze del lugar 9 al 6 respecto a 2018. Los usuarios pasan el 31% de su tiempo conectados en internet en alguna red social.

De los más de 40 millones de usuarios jóvenes de la web en México, lamentablemente son pocos los que la utilizan con fines educativos y de desarrollo personal.

loading...
Compartir
Artículo anteriorPokémon, cómo lograr 23 años de marketing exitoso
Artículo siguiente10 recomendaciones para ser periodista freelance en México
Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM y Maestro en Relaciones Públicas por el CADEC, Es socio fundador y Vicepresidente Ejecutivo en AB Estudio de Comunicación y profesor del Máster en Comunicación Digital que imparten el CADEC y la Universidad de Cantabria. Distinguido como Maestro Emérito. Es autor y coautor de libros sobre relaciones públicas. Fue electo “El Publirrelacionista del Año 2013”, reconocimiento al que convoca la Asociación Mexicana de Profesionales de Relaciones Públicas (PRO-RP)