La historia del Oszama y Zaid, víctimas de Petra Laszlo

Internacional-. El video de Petra Laszlo pateando refugiados sirios que se viralizó en las redes sociales sigue dando que hablar. Mientras, se conocen las historias de algunos de los desplazados que fueron golpeados por la camarógrafa húngara.

Notas relacionadas:
Una reportera húngara es despedida por patear a refugiados sirios
Estas son las redes sociales en las que más invierten los profesionales del marketing
Ingeniosa promoción de KFC: ofrece menús gratis cada vez que se caigan las redes sociales

El video de la camarógrafa húngara (que luego fue despedida del medio para el que trabajaba) sigue dando la vuelta al mundo y es una muestra innegable del odio que algunos tienen en Europa hacia los inmigrantes.

En ese marco, se empezaron a conocer historias de algunos de los refugiados sirios que estaban siendo perseguidos por la policía húngara en la frontera con Serbia y que fueron pateados por la violenta periodista Petra Laszlo.

petra laszlo 3

Uno de los casos que más notoriedad ha tomado es el de Oszama Al-Ghabad y su hijo Zaid. Oszama es un sirio ex entrenador del equipo de fútbol Al-Fotuwa SC, que con su hijo escapaba de la policía porque está tratando de llegar a Alemania.

petra laszlo 2

Según los medios húngaros, el hombre había logrado escapar de una cárcel de Isis, donde sufrió toda la brutalidad del momento que enfrenta su país. “Identificado como un contrario al régimen del presidente Al Asad, fue capturado y torturado por las fuerzas oficialistas. Su familia tuvo que soportar a los francotiradores y a los bombardeos a discreción de las fuerzas gubernamentales al inicio de la guerra civil, y luego debieron hacer frente al terrorismo sangriento del Estado Islámico”, publicó La Tercera.

petra laszlo 4

No se conoce dónde están ahora Oszama con Zaid. La familia lo identificó por la foto que se viralizó en Internet y su otro hijo, mayor que Zaid, publicó en Facebook un mensaje para su padre: “Eres un gran hombre, un hombre ambicioso que no conoce lo imposible. Has arriesgado tu vida y tu dignidad para darnos una vida digna y un futuro mejor para que continuemos con nuestra educación y ayudemos a construir una nueva Siria. Que Dios te ayude a tener la cabeza bien alta y a sentirte orgulloso. Que Dios te proteja, te dé paciencia y te acompañe”.

petra laszlo