Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La generación del cambio

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Entre 1945 y 1964 nacieron en Estados Unidos poco más de 70 millones de niños.
LOS INVITO A SEGUIRME EN FACEBOOK O POR TWITTER: @MANUELMREL  AUTOR ESPECIALISTA EN COMUNICACIÓN INTEGRAL Y ES DIRECTOR GENERAL DE GRAPHO-IMC.  MMORENO@MERCA20. COM 

Esto representó la camada (espero permitan el argentinismo) más grande nacida en territorio norteamericano. Esto dio origen al término Baby Boomers (“boom” de bebés).

Estados Unidos acuñó y exportó esta expresión a todo el mundo, sin importar que en otras latitudes este vocablo se ajustara o no a la circunscripción del término (en México, el lapso en el que nacieron más bebés –de acuerdo al menos con el INEGI– fue entre 1967 y 1978).

El contexto

Sin embargo, son las características de esta generación las que nos importan más allá de la explosión demográfica de cada país. Es importante recordar que esta generación, al menos en Estados Unidos, nació con el macarthismo en plena efervescencia, lo que hizo que a muchos talentos se les impidiera ejercer su oficio, sacándolos literalmente de toda expresión pública.

En el resto del mundo –México y Estados Unidos no estarían exentos a esto–, la generación de los Baby Boomers incubó la modificación progresiva de aspectos políticos y sociales, que iniciaron con el primer movimiento social global registrado en la historia y que trajo como primer consecuencia “La Primavera de Praga” y “El Mayo del 68” francés.

En Norteamérica, esta generación enfrentó duramente a su gobierno en protesta por la guerra de Vietnam y en favor de los derechos civiles de la población.

En México, la memoria colectiva aun recuerda los sucesos de octubre del 68 no obstante que la historia oficial trató de ocultarlos por muchos años y aunque la evidencia de su determinación en el devenir de la segunda parte del siglo veinte nacional haya sido irrefutable. No obstante la opinión de un sector de millenials que se dejó educar por padres lectores asiduos del Selecciones del Reader’s Digest.

Era de Acuario

El hecho es que esta generación marcó el futuro. Las décadas de los 50’s y 60’s rompen los parámetros en lo social y cultural: en lo social, desde la justa y valiente transgresión de Rosa Parks hasta los eventos que desencadenaron en la invasión soviética a la anterior Checoslovaquia, del otorgamiento del voto a la mujer en un sinnúmero de países a la quema de banderas en Estados Unidos como protesta a un Estado represor, de las barricadas en París para defender los derechos civiles en contra de un gobierno cerrado a hablar con su población, hasta la triste noche de Tlatelolco. En lo cultural, pasamos de Chuck Berry a Bob Dylan, de Elvis a los Beatles, de James Brown a los Rolling Stones, de Joan Baez a Janis Joplin, de Marvin Gaye a Jim Morrison; del pelo engomado al pelo largo, de las chamarras de cuero a los jeans acampanados y las camisas sueltas, del Rebelde sin Causa al Peace and Love Hippie, de la adrenalina automovilística a la experimentación psicodélica, de King Creole y West Side Story a El Graduado y Midnight Cowboy.

Características

Muchas son las virtudes de esta generación: Inconformes, rebeldes, independientes, competitivos; movidos por los logros personales y el prestigio; trabajadores incansables, con buen poder adquisitivo y alto nivel de consumo; con el gusto por romper con lo establecido y el disgusto por lo poco original.

Como lo he mencionado, plantear programas de RP para este segmento no representa una gran dificultad: el uso de Internet y sus diferentes herramientas nos resulta cómodo y útil por la enorme variedad de opciones que nos presenta. Leemos un poco menos que la Generación Silenciosa pero mucho más que las Generaciones X y Y. Nos gustan los eventos de promoción de marca, siempre y cuando no nos exijan un gasto excesivo de energía y nos den, en cambio, la posibilidad de seguir vigentes. Creemos cada vez menos en los publirreportajes y nos chocan cada vez más las notas pagadas.

El único asunto es que nos estamos haciendo “mayores” y cada vez nos volvemos más quisquillosos. A final de cuentas, como dijo Nietzsche, la madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.

Hasta el próximo mes. Los invito a seguirme por Twitter: @ManuelMR o en Facebook.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados