Esta mañana hablamos sobre cómo el CEO de una empresa como PepsiCo, Ramón Laguarta propone que las marcas no sólo tomen postura respecto al racismo que se vive en Estados Unidos, sino que deben asumir un rol activo que sea afín al ADN de las firmas que dirigen para estimular un cambio profundo en la sociedad.

Su pensamiento va acorde a lo que han planteado los CEOs de compañías como Apple, Amazon y Walmart en un pronunciamiento que hace un llamado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a impulsar leyes de reforma policial.

Lo que expresan en la carta

Lo anterior se pudo conocer gracias a una carta publicada por la Business Roundtable, en la que se le pide al mandatario estadounidense que realice este proceso antes de que el Congreso se vaya a receso legislativo, previsto en agosto.

En el texto que aparece firmado por Joshua Bolten, presidente y CEO de la asociación que agrupa a directores ejecutivos de varias de las principales y más grande compañías más grandes de la Unión Americana, enfatizan la urgencia de una ‘reforma policial significativa’.

Al respecto, Bolten subraya que la injusticia racial es un problema nacional que requiere cambios tanto por parte de las empresas como del gobierno.

“Los eventos recientes, una vez más, han expuesto las injusticias que enfrentan los estadounidenses negros y otras personas de color. Este momento presenta una oportunidad urgente para abordar las desigualdades raciales sistémicas de largo tiempo. Los CEO de Business Roundtable están comprometidos a examinar las muchas formas en que las corporaciones pueden promover la equidad racial en nuestros propios negocios. También estamos comprometidos a trabajar con formuladores de políticas y socios en soluciones legislativas para un cambio real”, se lee en la carta publicada el miércoles.

“Entre los desafíos más urgentes está la necesidad de proteger a nuestros ciudadanos y abordar la fuerza injustificada, excesiva e incluso letal, especialmente contra hombres y mujeres negros desarmados. (…) La Mesa Redonda Empresarial está lista para poner todo nuestro peso detrás de la promulgación de reformas significativas antes del receso de agosto del Congreso”, añade.

Una exigencia que suma voces

Como mencionamos al inicio de esta nota, figuras como el CEO de PepsiCo y que han expresado en su momento ejecutivos como el CEO de Nike, John Donaho o el de Amazon Jeff Bezos, este último parte de la Business Roundtable, son sino de que desde las altas dirigencias se está tomando conciencia de una exigencia que viene desde la sociedad misma.

Al respecto, es pertinente recordar una vez más lo que señala el Edelman Trust Barometer 2019, el cual revela que para el 73 por ciento de los consumidores a nivel global, las empresas pueden (y deben) emprender y tomar acciones para mejorar o beneficien a las condiciones económicas y sociales dentro de las comunidades en donde operan.

En ese sentido, la organización que incluye a ejecutivos y empresarios de peso como el CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, el CEO de The Coca-Cola Company, James Quincey, el CEO de Apple, Tim Cook o al CEO de Walmart, Doug McMillon, es una forma de ejercer presión a un poder político como le gobierno de Estados Unidos a no volver a negar una problemática sistémica en la sociedad como lo es el racismo.

Sin duda, las voces de las marcas pesa, y hoy más que nuca se requiere de una participación activa por parte de ellas. Si bien, no es el único caso en el que un gran número de empresas se suman para externar una postura conjunta, está demostrado que cuando existe unión entre agentes de este tamaño, las autoridades suelen mostrarse más receptivas que cuando sólo lo hace la sociedad, siendo que esta es la que los pone en sus cargos.

Sobre ello, recordamos empresas como Microsoft, Google y Samsung Electronics se adhirieron al “Llamado de París para la confianza y la seguridad en el ciberespacio” para refundar internet, o la exigencia de la Footwear Distributors & Retailers of America (FDRA), de la que forman parte empresas como Nike, Adidas, Puma, Under Armour, Reebok y K-Swiss, entre otras para pedir al gobierno estadounidense no afectar a la industria del calzado por los aranceles a China.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299