Infografía: Facebook después de Cambridge Analityca, la red social sigue siendo el rey

De acuerdo con una encuesta de Ipsos, el 49 por ciento de los entrevistados afirmó que no cambió sus hábitos de uso en Facebook tras el escándalo de Cambridge Analytica

influencers
Imagen: Bigstock

Tras el escándalo de filtración de datos de 87 millones de usuarios de Facebook por parte de la consultora Cambridge Analityca con la finalidad de influir a favor del Partido Republicano y su candidato, Donald Trump, durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, que derivó en una serie eventos tales como la comparecencia de Mark Zuckerberg ante el Congreso de Estados Unidos así como múltiples campañas que alentaron abandonar la plataforma, la mayoría de los usuarios no se inmutaron.

De acuerdo con una encuesta de Ipsos, casi la totalidad de los usuarios de la red social en el vecino país del norte no han limitado su uso como respuesta al escándalo. Según la consultora, el 18 por ciento de quienes cuentan con un perfil indicaron que lo usan menos de lo que solían, en tanto, un 4 por ciento dejaron de usar la plataforma por completo, únicamente un uno por ciento eliminó su perfil.

Por su parte, un 49 por ciento de los entrevistados refirió que no han cambiado la frecuencia de uso; este fenómeno como tal no es nuevo, cabe recordar que durante los días en los que el CEO y fundador de Facebook dio la cara ante los congresistas, las acciones de la plataforma se elevaron.

Aun cuando, este hecho sí causó consecuencias en Cambridge Analityca, quien anunció su quiebra, información de la BBC señaló que tres meses después de que ventilara por primera ocasión la filtración de datos; The Guardian 2017, se lanzó una nueva consultora de datos llamada Emerdata, la cual cuenta con la misma dirección, mismo equipo ejecutivo y mismo trabajo que la empresa desaparecida.

Esto nos indica que, aunque el furor por la protección de datos se incrementó en los últimos días, y que incluso derivó en la modificación del trato de los mismos por parte de la Unión Europea así como al interior de muchas empresas digitales, los usuarios de redes sociales no cambiaron su hábito de consumo en Facebook.