El principal efecto que la actual crisis sanitaria tuvo en el mundo ha sido la rápida digitalización de las actividades diarias. Tras años de luchar, el home office es finalmente un esquema bien reconocido por marcas como Facebook y Shopify. Los esports vivieron un cambio muy similar, con iniciativas pro-activas de parte de agentes relativamente tradicionales. Pero la evolución más radical tal vez se vió en la aceptación de las videollamadas como parte de la vida diaria.

Las videollamadas ya eran una herramienta relativamente bien establecida tanto en el ámbito personal como el empresarial. Mucha gente la utilizaba para tener un contacto instantáneo y práctico, en ocasiones hasta informal, cuando los encuentros en persona no eran posibles o suficientemente rápidos. Pero con la pandemia en todo su vigor, son ya realmente un nuevo, prometedor canal de socialización que podría mantener esta relevancia a mediano, largo plazo.

Vida, obra y triunfo de las videollamadas

Ya desde antes que la pandemia llegara a romper con la normalidad, las videollamadas tenían un futuro muy prometedor. Para finales de 2019, Fortune Business Insights calculaba que este mercado crecería hasta valer seis mil 800 millones de dólares (mdd) para 2026. Esto implicaría una tasa anual de incremento compuesto promedio de 9.8 por ciento. UC Today apuntaba que alrededor de la mitad de las empresas más exitosas del mundo usaban Zoom con regularidad.

Pero el verdadero boom llegó con la pandemia. En cifras de Research and Markets, ahora se usan videollamadas en empresas, gobierno, medicina, reclutamiento y hasta para cerrar tratos. BlueJeans asegura que su propia solución de videoconferencias aumentó en más del 100 por ciento para inicios de marzo, solo frente a la semana pasada. Y según CNBC, Zoom, la líder indiscutible de esta guerra, ganó más usuarios en dos meses que en todo el año anterior.

Lo más crucial es cómo las videollamadas han penetrado todo aspecto de la vida. En datos de Statista, 15 por ciento de los jóvenes de 18 a 29 años en Estados Unidos (EEUU) toma clases de fitness remotamente. Según el Foro Económico Mundial (WEF), se está presentando nuevos retos de salud ante el uso extendido de esta herramienta. Y en Reino Unido, podría apoderarse de la dinámica del Parlamento. Si quieres saber más sobre este tema, revisa nuestra infografía:

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299