Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Por la inflación, cae la demanda de ropa deportiva

Lo advierte Under Armour recortando sus previsiones anuales de ingresos y ganancias. Qué pasa con el mercado de ropa deportiva.

La inflación está golpeando en todos los segmentos de negocios. No sólo en México, sino en todos los países del mundo, los precios suben y los salarios no lo hacen en la misma proporción, lo que acota el poder adquisitivo de los consumidores.

En este escenario, las personas deben derivar más de sus presupuestos en pagar facturas de servicios (agua, energía eléctrica), en transporte y en alimentos, y menos en indumentaria, entretenimiento y otros productos no esenciales.

Algunos de los artículos más golpeados son el calzado y la ropa deportiva, en especial las de marcas internacionales de elevados precios de venta.

Con la excepción de los productos considerados “de lujo”, que sí mantienen su nivel de consumo porque esos clientes no se han visto afectados por la crisis, el resto está empezando a ver problemas en el horizonte.

Consumo de ropa deportiva

Under Armour es un ejemplo de este nuevo escenario para la ropa deportiva.

La compañía estadounidense recortó este jueves 3 de noviembre sus previsiones de ingresos y beneficios anuales, ya que la firma se enfrenta a la baja demanda de sus, hasta ahora, fieles clientes.

La empresa dijo en una nota a los inversores que tiene problemas con la inflación (la mayor de décadas) y con el aumento del dólar, que afecta las ganancias en sus mercados fuera de los Estados Unidos.

Luego de dos años de mejoras continuas en las ventas luego de la pandemia, la gran mayoría de las compañías que se concentran en el negocio de la ropa deportiva están viendo caer sus ingresos y beneficios en los últimos meses.

La explicación es simple: los consumidores deben elegir entre alimentos y ropa, y la decisión es inevitable en favor de la comida.

Para poder sostener las ventas, Under Armour siguió la estrategia de marketing de otras marcas: hacer crecer los descuentos en su ropa y calzado. El problema es que al sumar ofertas, se sacrifican los márgenes de ganancias.

Según dio a conocer este jueves, Under Armour espera que sus ventas netas del ejercicio fiscal 2023 crezcan en un exiguo porcentaje de un solo dígito debajo del 4 por ciento.

Hace unos meses, su anterior previsión era del 7 por ciento.

En relación con las ganancias, Under Armour espera conseguir que sus acciones ganen entre 57 y 60 centavos por unidad a final del ejercicio 2023, cuando hace menos de un año esperaban hasta 67 centavos.

Los ingresos netos de Under Armour aumentaron, pero no lo esperado: apenas el 2 por ciento hasta los 1.580 millones de dólares en el trimestre que finalizó el 30 de septiembre pasado.

Ahora lee:

Como McDonalds, Burger King también vende más con la crisis

Uber lanza división de publicidad para monetizar su comunidad de 124 millones de usuarios

¿El metaverso es un fracaso? Meta pierde 67.000 mdd en 4 horas

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados