Impuntualidad: un gran enemigo de tu branding personal

En ocasiones nos es imposible controlar los factores externos para llegar puntual a nuestras citas o reuniones y esto puede entenderse, pero preferentemente procura prevenir estas situaciones, pues más vale “minutos antes que minutos después”.

Llegar tarde a tus compromisos podría dañar tu branding personal ya que proyectas una imagen de poca seriedad, formalidad y organización, además refleja que no te tomas las cosas en serio y que tu tiempo vale más que el de la otra persona.

Según una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica de México, el 60% de los encuestados dicen ser impuntuales en el ámbito laboral y académico. También 44.6% de los encuestados mencionó que están dispuestos a esperar a una persona hasta 30 minutos después de la hora pactada, mientras que el 33.1% sólo está dispuesto a esperar hasta 15 minutos.

No cabe duda de que la puntualidad es una forma de manifestar interés, de lo contrario, llegar siempre tarde demuestra que la persona, reunión o evento no es de gran importancia. Para evitar que la impuntualidad se convierta en el enemigo de tu branding personal, te comparto estos consejos:

Adelanta tu reloj

Aunque sepas que tu reloj está adelantado 10 minutos, tendrás la sensación de que tienes que ir conforme al horario que estás viendo.

Deja preparado lo que necesites

Organiza anticipadamente todo lo que vas a requerir para tu reunión, como vestuario, documentos y materiales.

Utiliza alarmas

Planifica tu día y marca el horario necesario para cada momento, desde a qué hora tienes que levantarte hasta el momento en que tienes que salir de tu casa.

Planea llegar siempre 10 minutos antes

Esto te ayudará a tener un margen de tolerancia por si encuentras algún imprevisto.

Agenda sólo el número de compromisos que puedas atender

Valora el tiempo que tardarás en cada evento para planificar tus tiempos, no satures tu agenda.

Planea con anticipación la ruta para llegar a tu compromiso

Existen aplicaciones que te ayudan a programar con antelación la ruta por la que deseas llegar a tu destino
¡Apóyate en ellas!

Si vas a llegar tarde, comunícate con la persona

Así sabrá que estás retrasado y el tiempo aproximado que tardarás en llegar.

Recuerda que el tiempo vale oro y ser una persona puntual refleja lo que eres, por este motivo, mantén una buena imagen para que las personas hablen positivamente de ti.