Denunció a Hyundai por despedirla porque estaba con su periodo

El periodo menstrual suele ser un problema para muchas mujeres que trabajan, especialmente si realizan labores que requieren permanecer largas horas de pie o en puntos de venta o atención al cliente que no dan descanso. Algunos jefes entienden esta situación y otros, lamentablemente, no.

Un ejemplo es lo que le pasó a Rachel Rickert, de 27 años, quien decidió presentar una denuncia contra Hyundai porque afirma que la despidió por una causa increíble: tener su periodo durante el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York en abril pasado.

“Estaba trabajando y debió ir al baño para cambiar su tampón, pero no llegó a tiempo y necesitó hacer un cambio de parte de su indumentaria, por lo que le dijeron que se fuera a su casa”, publica Daily Mail.

Según publica BBC, “Rickert dejó en claro que necesitaba un descanso para ir al baño, pero se demoraron tanto en darle el permiso, que no llegó a tiempo”.

La modelo asegura que les explicó a los responsables del stand que sólo necesitaba cambiarse, pero que volvería a trabajar ese día porque cobraba por hora y le convenía seguir en el Salón. Sin embargo, le dijeron que se tomara esa jornada. Sin embargo, al otro día, la llamaron de Hyundai para decirle que no iban a necesitar más sus servicios porque se enteraron que estaba con su periodo menstrual.

“Estaba desconcertada”, le dijo a la BBC. “Estaba molesta, empecé a llorar, perdí otras oportunidades laborales. Esto no está bien, es una cosa natural”, declaró y explicó que presentó una queja por discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) contra Hyundai y contra la empresa Experiential Talent, que la contrató.

“No voy a dejar que la gente trate a las mujeres de esta manera. No quiero un tratamiento especial por tener mí periodo, sólo quiero ser respetada como humano, poder ir al baño y que no me consideren una mala empleada por eso”, declaró.

Hyundai Motor America dijo a la BBC que aún no ha recibido una solicitud de EEOC, pero que está investigando lo que sucedió. Será interesante seguir el caso para escuchar la versión de la marca y analizar hasta qué punto desoyeron el simple pedido de una empleada de poder ir al baño.

Foto de portada: Facebook de Rachel Rickert