El hashtag de la campaña no estaba creado, pero el billboard salió igual

Cuando se decide hacer publicidad con un gran billboard en la vía pública, hay que tener cuidado de no cometer errores, porque cuando suceden, son gigantes.

Algo de esto ocurrió en la gigantografía que promociona a Francisco Javier Zapata como candidato a gobernador de Nayarit, en el centro-oeste mexicano. El cartel, ubicado en la ciudad de Tepic, es prolijo y contiene la información básica de toda comunicación política: la foto y el nombre del político, el puesto al que se postula y el partido por el cual lo hace, en este caso, Encuentro Social.

Sin embargo, un detalle fue pasado por alto en todas las revisiones que se deben (o deberían) haber hecho antes de imprimirlo y de colocarlo. Casi en el centro del billboard (de varios metros de alto y ancho), aparece el hashtag de la campaña. Literal. “#hashtagcampaña” dice donde alguien debía decidir y escribir a último momento la frase con la que se promocionaría al candidato en las redes sociales. Pero eso nunca ocurrió, y así se imprimió y, lo peor, así se colocó, sin el menor control.

El único atenuante (si es que pudiera haber alguno) es que la candidatura de Zapata fue decidida de urgencia, luego de que el Instituto Electoral negara la postulación de Daniel Sepúlveda.

Foto: Twitter de @jrisco

Otros casos de “grandes” errores

Un error que fue viral en Argentina fue una gigantografía ubicada en la ciudad de Buenos Aires en 2016. Era de Aerolíneas Argentinas y se hizo muy conocida no precisamente por el mensaje que buscaba promocionar, sino por un error de escritura. Al cartel, de 20 metros de largo por casi 5 de altura, le faltaba una letra.

“Tus vacaciones comiezan en”. Se comieron la “N”.

Otro cartel, en este caso en Costa Rica, no tenía un error tipográfico precisamente, sino un problema de concepto y de puntos de vista. Era una cartelera de cerveza Pilsen para su campaña “República Parrillera” que de un lado funcionaba muy bien mostrando una enorme salchicha que sobresalía del anuncio, pero del otro lado podría parecer otra cosa.

Foto de portada: Twitter @jrisco