Guía SEO 2018: ¿Qué considerar para obtener más clientes en internet?

Optimizar un sitio web para mejorar en los resultados de motores de búsqueda (Google) se ha convertido en una tarea cada vez más compleja.

Existen cada vez más variables a considerar y las reglas del juego, para conseguir tráfico de forma orgánica, están cambiando constantemente. Como si fuera poco, toma cierto tiempo probar y perfeccionar los cambios que realizamos para mejorar hasta que, cuando pensamos que todo nos funciona de maravilla, surgen cambios significativos en los algoritmos de los motores de búsqueda y las cosas que funcionan hoy, probablemente no tendrán la misma eficacia mañana.

Hay que comprender que implementar una estrategia de SEO no es una tarea sencilla, ya que no es estás jugando en un juego de componentes estáticos, sino de variables dinámicas. Lo anterior se puede entender muy fácil si concientizas que, al mismo tiempo de que tu estás buscando mejorar tu ranking y de adueñarte de un término o nicho de búsqueda, tus competidores pueden (y probablemente lo harán) estar haciendo lo mismo. Además, los motores de búsqueda están en constante evolución.

El primer mito que hay que romper de que el tráfico orgánico obtenido a través de una estrategia de SEO sea “barato”. De hecho, cada vez pienso que es al revés. Por sorprendente que parezca, me sigo topando con clientes que llegan con esto como su primera opción porque quieren “reducir” gastos. Hoy en día, es prácticamente imposible en realizar un desarrollo digital que no cueste. Los días en los que los buscadores se fijaban en la densidad de palabras en tu sitio para colocarte más arriba en los resultados se acabaron hace ya un buen tiempo.

Por más que no quieras pagarle una factura a Google, Facebook o cualquier herramienta que te facilite la vida hay que partir de la base que, cualquier estrategia digital, por sencilla o “gratuita” que sea, siempre va a requerir una cantidad de recursos a destinarle. Si pretendes realizar una estrategia que justifique no emplear medios o herramientas pagadas de todas formas habrá que emplear tiempo (de varias personas en ocasiones) para aprender, desarrollar y optimizar el sitio web, construir backlinks, generar contenido relevante, construir y mantener la autoridad del sitio, etc. Todo eso consume recursos y, en realidad, lo único que se hace transferir el pago de las cuentas de un lado para otro.

El enfoque en si, debe estar en determinar la estrategia más adecuada para optimizar el retorno de los recursos invertidos. SEO puede ser tan buena opción como SEM o Redes Sociales. Lo importante es más bien saber que es lo que objetivo quieres lograr y, de acuerdo con eso, desarrollar e implementar la estrategia que más te conviene.

Dicho lo anterior y, hablando de SEO, hay que prepararse para 2018 considerando lo siguiente:

Piénsalo 2 veces antes de querer ser el número 1

La cantidad de recursos que absorbe “aparecer hasta arriba de la primera página de Google” son cuantiosos y el tiempo que toma lograrlo pueden ser semanas, meses o incluso años. El tema es que a todos nos suena atractivo aparecer hasta arriba de Google, pero realmente hay que validar si es lo que realmente necesitamos. En muchas ocasiones, hay alternativas cuya inversión (a mediano y corto plazo) puede ser menor y los resultados mejores.

El Contenido es el Rey

La forma en como Google busca mantener su hegemonía como buscador es brindando a sus usuarios el contenido más relevante para ellos. Entonces, hay que desarrollar mucho y muy buen  contenido atraer a los usuarios desde Google y para que este suba el ranking del sitio. Entre más contenido relacionado subas (y este sea más visto), mejor para tu ranking.

Los Links dan la Autoridad

El otro factor que seguirá siendo primordial para posicionarse mejor en los resultados de motores de búsqueda son los Links desde otros sitios. Entonces, es super importante tener una buena cantidad (decenas o centenas) de sitios únicos (backlinks) con menciones y links hacia nuestro sitio. Ahora bien, como en todo, hay diferentes tipos de calidad en los backlinks. A mayor cantidad y calidad de estos, mayor relevancia y por lo tanto influyen más  en la autoridad.

Palabras Clave con menor competencia

Definitivamente, no es lo mismo buscar el término Poliurea Fría que Marketing Digital. Existen búsquedas o palabras con más de 20,000 resultados de búsqueda, de los cuales los primeros lugares son sitios con Autoridad de 85 a 90. ¿Cómo competir contra eso? En cambio, en algunas ocasiones, pueden haber términos similares no tan concurridos que pueden hacer la vida un poco más fácil. Pero ojo, aquí hay que seguir tomando en cuenta los puntos anteriores.

Menor espacio en las paginas de resultados de búsqueda

Cada vez hay más anuncios y las páginas de búsqueda están más saturadas. Esto seguirá llevando la tendencia de que la gente de menos clics a enlaces orgánicos.

Como se puede ver, existen muchos factores que cada vez hacen más complicado el implementar una táctica de SEO. Muchísima competencia, cambios en algoritmos de búsqueda, necesidad de crear constantemente contenido y de tener links en muchos otros sitos son labores que se dicen fácil, pero que pueden ser muy complejas de lograr. Como alternativa, puede ser mucho más redituable enfocarse en la generación de leads y enfocarse en el Click Through Rate (CTR). Estos son dos temas que trataremos más adelante en otra columna.

Existen muchos otros temas que pueden afectar el resultado en motores de búsqueda. ¿Tú cuáles conoces? Seguiremos platicando de éste y otros interesantes temas en la próxima semana. Te invito, mientras, a participar en este espacio y a seguirme en Twitter: @CarlosLuer. Nos seguimos leyendo por aquí.

Compartir
Artículo anteriorPortafolio de marcas: ¿Qué hay detrás de Pinterest?
Artículo siguiente¿Por qué usar el Content Marketing?
Profesional de Marketing, Brand Management y Licensing a nivel internacional, con experiencia en manejo de marcas globales en múltiples categorías, canales y plataformas. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.