“Gracias, pero no”: London Stock Exchange rechazaría la oferta de Hong Kong

La oferta de la Bolsa de Hong Kong por la de Londres encuentra escepticismo entre los inversores. Todo indica que la estrategia de ofrecer US$ 36.600 millones no sería suficiente para superar los obstáculos.

Bigstock
  • HKEX quiere adquirir la Bolsa de Londres (LSE) y ofreció US$ 36.600 millones

  • LSE está en proceso de adquisición del proveedor de datos Refinitiv y no estaría interesada

  • Se busca combinar los centros financieros más grandes e importantes de Asia y Europa

La audaz oferta de US$ 36.600 millones que la Bolsa de Valores de Hong Kong (HKEX) hizo por London Stock Exchange (LSE), la Bolsa de Londres, no tendría un final feliz para los potenciales compradores.

Los medios ingleses hablan de “dudas sobre el riesgo político” y sobre “la estructura del acuerdo” como algunos de los argumentos que los accionistas de la LSE utilizarían para rechazar la propuesta.

Todos coinciden que la oferta sorprendió a los inversores de LSE, una de las instituciones financieras más destacadas del Reino Unido.

Según Financial Times, “la LSE está comprometida con su propio acuerdo, la adquisición de Refinitiv por US$ 27.000 millones y -al menos hoy- se inclina por el rechazo a la intención de Hong Kong”.

En las primeras operaciones en Hong Kong de este jueves, las acciones de HKEX cayeron un 3 por ciento, perdiendo alrededor de US$ 1.000 millones en capital de la compañía que maneja el cuarto mayor mercado de acciones del mundo por volumen de facturación.

En la oferta de HKEX, se habla de combinar “los centros financieros más grandes e importantes de Asia y Europa”.

En Londres y Hong Kong están con problemas políticos

La propuesta llegó en una coyuntura crítica para la industria de compra y venta de acciones por la guerra comercial, así como para Hong Kong y el Reino Unido, envueltos ambos en dificultades políticas internas.

También influye el proceso de compra del proveedor de datos financieros Refinitiv que inició hace menos de dos meses la LSE, hecho que está a la espera de la aprobación de los accionistas.

London Stock Exchange ofreció comprar Refinitiv en un acuerdo que, de materializarse, la convertirá en una potencia mundial en lo que respecta a la información de los mercados.

Una vez completado, la LSE se posicionaría para enfrentar a los grandes players ​​globales del negocio, como Intercontinental Exchange, CME Group y el imperio de datos financieros de Michael Bloomberg.

Bigstock – Londres

LSE y Refinitiv unidas tendrían ingresos anuales por unos US$ 7.200 millones, siempre que puedan superar con éxito un largo proceso antimonopolio para completar la transacción.

HKEX, que considera al gobierno de Hong Kong como su mayor accionista, ofreció US$ 25,42 en efectivo y 2.495 acciones de HKEX por cada acción de LSE.

En los mercados, después de aumentar inicialmente un 16 por ciento, las acciones de LSE retrocedieron para terminar con un incremento del 6 por ciento.

En la intención de adquisición, HKEX dice que la LSE podría “monetizar los datos del mercado en China” y “ayudar a Londres a conectarse con el mercado nacional de capitales de más rápido crecimiento mundial”, precisamente el gigante asiático.