Gracias a la competencia puedes ser mejor

Por: Engel Fonseca
Twitter: @engelfonseca

Imagina la situación en la que como profesionista, empresario o marca literalmente no tuvieras ninguna competencia. Por un lado podría parecer la situación ideal, no sólo por comodidad sino por garantía de tener en exclusiva las oportunidades pero por otro lado el cliente o el consumidor sería el más afectado. Creo que el mejor ejemplo es cuando eres atendido por una empresa o persona que tiene la seguridad de que seguirá trabajando para ti, no quiero mencionar empresas pero estoy seguro que más de una te viene a la mente.
Si no existiera la competencia, ¿qué sucedería con nosotros?

Trataríamos a nuestros clientes muy mal 
Estoy seguro que Coca Cola Company no sería lo que es si Pepsi no hubiera existido y viceversa. El problema es hacernos de la idea de que “no tenemos competencia”, he podido escuchar este argumento con varios anunciantes, empresas que lo dicen con un toque de arrogancia que en realidad no es justificado. Pensar que no tenemos competencia por mucho que seamos la mejor empresa es un síntoma de gran peligro porque quien más lo resentirá es el consumidor en tu trato, tu postura y en los entregables que se argumentaron como parte del valor implícito inicial. Bajo estas circunstancias es muy fácil tratar al cliente como a alguien que necesita de ti por encima de “alguien de quien tu necesitas”.
  • Ofreceríamos malos productos y servicios
  • Nos daríamos el lujo de crearnos una mala reputación
  • Perderíamos el legado del negocio
Imagina tener un negocio o trabajo en donde no existiera ningún margen de riesgo ¿ que pasaría con el sentido de conquista ? Creo que simplemente estaríamos aburridos trabajando a ” maquilla”
La Realidad
La pregunta obligada entonces es identificar si contamos con estos síntomas actualmente como profesionistas, como empresas y talvez, sólo talvez debemos de tomarnos una buena dosis de humildad para seriamente asumir la obligación de reinventarnos constantemente.
Competencia = Evolución 
Confieso que algo que me encanta de nuestra Industria es la dinámica de la competencia en la que estamos todos, particularmente en la Industria del MKT Digital esto se ve muy claro en la rotación que existe de personal y en general en la Industria publicitaria la rotación que existe de cuentas con agencias, si no me equivoco existe un periodo promedio de tiempo que una marca trabaja con una agencia que es de dos años. Por esta y muchas razones debemos de desarrollar la capacidad de sentirnos bien cuando le va bien incluso a tu competencia, no digo que sea fácil ni instantáneo ya que somos humanos pero es posible, saludable y constructivo.
El engaño de ” pocas oportunidades” 
Creo que es grave error pensar que existen pocas oportunidades, una forma muy fácil de identificar cuando alguien cree esto es cuando surge el sentimiento de la “envidia”, no sólo es un sentimiento muy negativo sino que te puede impedir la gran cantidad de oportunidades que existen y que pasan frente a ti día tras día. Es importante caminar, existir, trabajar con la plena certeza de que “hay más oportunidades de las que puedas aprovechar” y que la Industria, las oportunidades son tan grandes y abundantes que:
 ” lo que siembres lo vas a cosechar sólo que no sabes con quién, dónde y cuándo, pero sucederá “
Idealiza a tu competencia
Algo que personalmente he implementado en mi mentalidad es tener en muy buen concepto a mi competencia para vacunarme de pensar que “soy mejor”. Afortunadamente esta carrera no es de velocidad sino de resistencia y no basta con sólo recordar que existe la competencia sino de que tenga una implicación en todo lo que haces, presentas, prometes y entregas. En ocasiones te darás cuenta que el idealizar a tu competencia es un error pero no es algo que recomiendo que debas de buscar porque te acomodas.
#AdrenalinaDigital 
Recuerdo mis años en la selección nacional de Karate en la Conade, competir contra karatekas de otros estados, de Brasil y de aprender a disfrutar el gusto de competir, la química de competir por encima de sólo ganar. Creo que es algo que te forja, te ayuda a desarrollar tu carácter y puedes en muchas ocasiones perder y ganar más que quien gano. Esto aplicado a nuestro Industria del MKT es lo que llamo “Adrenalina Digital”, es una especia de “venga, tengo lo que se requiere para el desafío”, “bring it on” y poder seguir de pie independientemente de los resultados bajo la satisfacción de “en ti  no quedo”