¡Golazo al ángulo!

test script image

Por Daniel López Casarín
Correo: [email protected]
Twitter: @daloca20

En varias ocasiones he escrito acerca de la importancia y relevancia del sports marketing, de como una buena estrategia pensada, diseñada y ejecutada, permite a las marcas acercarse a los consumidores y otorgar valores diferenciales, logrando una conexión única con los aficionados a través de la pasión por el deporte, generando nuevas experiencias y satisfaciendo las ansias de entretenimiento, traduciéndolo en lealtad a la marca, con beneficios comerciales y lucrativos.

Aún y con esta rentabilidad demostrada y documentada, existen diferentes organizaciones, las cuales se resisten o simplemente tienen falta de interés por la mercadotecnia, en especial la mercadotecnia deportiva.

Dentro de este grupo existe un nicho pequeño y muy selecto, el cuál “se permite” decir hasta cierto punto  que  puede darse el lujo –debido al valor per se de la marca–, de prescindir del sports marketing.

Una de estas compañías, es Google Inc., empresa propietaria de la marca Google, cuyo producto principal es el buscador de Internet. Esta organización fue fundada por Larry Page y Sergey Brin, estudiantes de la Universidad de Stanford, el 4 de septiembre de 1998.

En poco más de una década Google se ha convertido en uno de los 3 gigantes de la comunicación de redes, con una gama de más de 30 productos, dentro de los cuáles destacan algunos como Google Search, Gmail, YouTube, Google Maps, Google Earth, Google Wave y Google Chrome.

En abril de este año Bloomberg valoró a Google en 111.5 mil millones de dólares, en segundo lugar del mundo detrás del coloso Apple. Con estos números se “podría” comprender por qué Google realmente había menospreciado el sports marketing. Sin embargo, cabe mencionar que en 2007 la compañía adquirió por la cantidad de 3 mil 100 millones de dólares la entidad DoubleClick,15, firma especializada en publicidad por Internet.

Ante tal compra, el mundo de la mercadotecnia deportiva se frotaba las manos, expectantes de cuál sería el afortunado que recibiría el primer patrocinio deportivo de Google.

Pero no hubo una respuesta inmediata, de hecho pasaron 5 largos años antes de que Google diera el paso al sports marketing. Sin hacer menos a ningún deporte y teniendo una escala deportiva tan amplia de disciplinas para escoger, los candidatos más fuertes eran el fútbol, el fútbol americano, el automovilismo, el basquetbol y el beisbol o en su defecto un magno evento deportivo, como unos Juegos Olímpicos o algún mundial de una especialidad deportiva.

Google eligió el deporte más popular del mundo, el fútbol, pero sorprendió al mundo con su elección, pues decidió patrocinar al equipo de fútbol norteamericano el Sporting Kansas City. Más la elección fue como ya lo he escrito y justamente como empecé la columna, perfectamente bien estudiada, analizada y ponderada, pues el patrocinio per se, fue para el estadio del equipo de fútbol, el Park Sporting Livestrong.

 

Se trata en realidad, del primer estadio filantrópico del mundo, pues como dice su nombre apoya a la fundación Livestrong, que apoya la lucha contra el cáncer, promoviendo la investigación, prevención y asistencia a todas las personas que lo sufren; del ex-ciclista norteamericano Lance Armstrong, máximo ganador del Tour De France con 7 títulos consecutivos, único ciclista que lo ha logrado en el mundo, después de haber sido diagnosticado y sobrevivido a cáncer testicular, con metástasis pulmonar y cerebral.

 

El Sporting Kansas City, dona una porción de los ingresos recibidos por el Park Sporting Livestrong, tanto en partidos de fútbol como en eventos realizados en el estadio.

Con este patrocinio Google queda en sincronía perfecta con las decisiones de la compañía a futuro, pues recientemente eligió a la ciudad de Kansas City en Kansas, como el punto de lanza para iniciar las pruebas de su nueva red de banda ancha ultra rápida Google Fiber.

Una vez que se despliegue, la tecnología permitirá a los habitantes de la ciudad navegar a velocidades de 1 gigabit por segundo o aproximadamente 100 veces más rápido de lo que está disponible hoy en día.

Esta relación comercial dará frutos sin precedentes, desde las implicaciones que tendrá sobre el sports marketing en línea de los Sporting Kansas City y los partidos de fútbol en el estadio hasta los eventos realizados, pues permitirá a los aficionados ofrecer contenido de video en vivo nunca antes visto, así como edición del juego o de clips de video e incluso proporcionar material 3-D directamente a los teléfonos celulares, así como un sin fin de opciones más, que por cierto algunas son desconocidas todavía.