Geely planea inyectar los activos de Volvo y crear otro gigante global

La compañía china Geely pretende fusionar definitivamente a la sueca Volvo, cotizar unidas en la bolsa y convertirse en el primer fabricante chino de automóviles con alcance global.

  • Geely analiza incorporar los activos de Volvo a su grupo

  • China tendría así su primer fabricante global de automóviles con una producción estimada en algo más de 2 millones para 2020

  • Las alianzas y fusiones son una constante en la industria automotriz actual

Las alianzas entre marcas de automóviles son la regla en la industria automotriz del siglo 21.

A la histórica unión que forjaron hace 20 años Nissan y Renault (hoy en problemas), se sumaron con el tiempo otras en busca de soluciones conjuntas a problemas comunes (electrificación, autoconducción, emisiones de gases).

Desde el año pasado, Volkswagen y Ford están colaborando estrechamente y adelantaron que gastarán miles de millones de dólares para desarrollar vehículos eléctricos y autónomos.

Más recientemente, FCA (Fiat y Chrysler) y PSA (Peugeot, Opel y Citröen) acordaron una fusión de US$ 50 mil millones para crear el cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo.

China no se queda atrás y esta semana se conoció que el multimillonario de ese país Li Shufu está en conversaciones para incorporar de forma definitiva al fabricante de automóviles sueco Volvo Cars dentro de su grupo, Geely Automobile Holdings, y cotizar juntas en la bolsa.

Será un paso clave para crear el primer fabricante mundial de automóviles de origen chino.

Las negociaciones son preliminares, dice el Wall Street Journal, pero se espera que concluyan a fines de 2020.

Geely y Volvo trabajan juntas desde hace tiempo. En particular, la compañía sueca provee de motores a la china en algunos de sus modelos.

Las acciones de Geely subieron más de un 10% en Hong Kong cuando se conocieron las intenciones de Li Shufu.

Zhejiang Geely Holding Group, matriz de Geely Automobile, compró Volvo Cars a Ford Motor en 2010.

Junto con la marca premium de autos eléctricos Polestar y Geometry, la nueva compañía tendrá cinco marcas, con productos que van desde sedanes baratos hasta autos deportivos de lujo.

“No está claro cuánta valoración le agregaría a Geely la decisión de inyectar los activos de Volvo. Hoy es una compañía de US$ 16 mil millones. Igualmente, es importante destacar que las ventas de Geely comenzaron a aumentar a partir de 2015 cuando sus productos comenzaron a incorporar la tecnología Volvo”, dice el Financial Times.

Geely Automobile vendió 1,36 millones de automóviles en 2019 y tiene como objetivo vender 1,4 millones este año. Volvo entregó un poco más de 700 mil autos el año pasado.

Volvo y su grupo matriz intentaron salir a la bolsa en 2018 y se hablaba de una oferta pública inicial de entre US$ 15 y 30 mil millones, pero el plan se abandonó antes de concretarse.

La fusión ayudaría a Volvo a acceder a mercados en todo el mundo gracias al poder de alcance de Geely.

Imagen: Daimler+Geely

El grupo matriz liderado por el multimillonario Li tiene una serie de otras inversiones internacionales, incluida una participación de casi el 10 por ciento en Daimler (Mercedes-Benz) adquirida en 2018. También posee el 49,9 por ciento de la marca malaya  Proton y una participación mayoritaria en la marca británica de autos deportivos Lotus.

Sigue a @PabloPetovel