Ford y Nissan dejaron de lado al consumidor y aumentaron sus ventas, así fue su estrategia

Ford reportó que comercializar flotas de autos para las empresas le representó el 39 por ciento de las ventas durante el mes de marzo

olor a auto nuevo
Foto: Bigstock
  • Ford y Nissan ajustaron su modelo de negocio a la venta de flotas para empresas

  • Este cambio les permitió incrementar sus ventas y reducir sus mermas de modelos no comercializados

  • Este movimiento representó más del 30 por ciento de las ventas para Ford y Nissan

Durante el mes de marzo, las ventas de autos nuevos fueron más sólidas de lo esperado, esto se debió, refiere Bloomberg, a que la estrategia de las armadoras cambió, ya no se orientó en el consumidor sino en las empresas.

Según el medio, las ventas de vehículos a flotas de alquiler en los últimos meses para aumentaron el volumen, a su vez, la entrega de alquiler de automóviles y otros compradores no minoristas representaron más de un tercio del total de los modelos comercializados de las marcas Ford y Nissan; ya que, según datos de Cox Automotive, las entregas a compañías de alquiler durante marzo así como en el primer trimestre fueron las más altas en dos años.

Al tener mayor margen de ganancia y el poder de mermar el precio de los autos usados, la venta de autos de alquiler, las armadoras parecen estar utilizando las entregas de flotas para compensar la demanda de la sala de exposición que comienza a fluctuar a medida que se desacelera el crecimiento económico de Estados Unidos, sostuvo el medio.

“Cualquier opinión favorable que tengamos del mercado se debe a las ventas en flotas”, precisó Zohaib Rahim, gerente de economía e información de la industria en Cox en declaraciones a Bloomberg. “El apogeo del mercado de 2016 está detrás de nosotros y las ventas minoristas se están suavizando cada vez más”.

Con ventas de 550 mil unidades a compañías de alquiler durante el primer trimestre, las diversas armadoras registraron un avance del 6 por ciento en lo que va del año, la máxima desde el primer tercio de 2016. Dicho incrementó se sumó al crecimiento del 7 por ciento durante 2018 a 2.7 millones.

De esta forma, el repunte ayuda a explicar la sorprendente capacidad de recuperación del mercado automotor; las ventas han bajado todos los meses en lo que va del año, pero la tasa de ventas anualizada mejoró en marzo a 17.45 millones, derivado también a los ajustes favorables del factor estacional.

Participación de mercado.

Las ventas de flotas para empresas representaron el 39 por ciento de las ventas para Ford, incluido el 19 por ciento de las compañías de alquiler de autos, según datos de Cox.

El jefe de ventas de Ford en Estados Unidos, Mark LaNeve, señaló que el aumento en las entregas de flotas en el primer trimestre fue impuesto por el cronograma de pedidos de las compañías de alquiler. “Nuestros planes apuntan a terminar el 2019 con un ligero declive en el canal de alquiler”.

Por su parte, la participación total de la flota de Nissan fue del 36 por ciento. La mayor parte del volumen se destinó a lotes de alquiler; sin embargo, un portavoz de la armadora japonesa señaló a Bloomberg que la empresa no supera sus ventas mensuales.

Cambio de estrategia.

Las armadoras reorientaron sus objetivos comerciales luego de detectar un área de oportunidad alejado del consumidor minorista, de esta forma no solo logró mantener sus ventas sino que redujo el margen de merma de los modelos que no se habían puesto en circulación.

Si bien no se trata de una tendencia que perdure dado que se esperan bajos rendimientos al final del año, si resultó ser un escape al mal momento que se vive y que se vivirá en el vecino país del norte.