Firefox se está convirtiendo en una pesadilla para los anunciantes con sus nuevas funciones

  • Firefox desarrolló una tecnología que bloquea las cookies de sitios web que permitían a las marcas rastrear a los consumidores en la web.

  • El buscador más popular del mundo es Google, que posee una cuota de acciones en publicidad digital de 38,2 por ciento.

  • Lee: 5 aliados digitales en tu búsqueda de empleo

El buscador más popular del mundo es Google, que posee una cuota de acciones en publicidad digital de 38,2 por ciento y domina el 77 por ciento del mercado mundial de búsquedas y prácticamente es el dueño y señor de su segmento. Sin embargo, Firefox también es una opción muy recurrente.

La firma ha apostado por curar uno de los males que más pesan en la actualidad: la invasión a la privacidad. Al aprender de las lecciones que este ha dado a gigantes digitales como Facebook o Apple, decidió incrementar sus protecciones de privacidad desde hace un tiempo y sus avances han llegado a niveles que no convienen para nada a los anunciantes.

Firefox desarrolló una tecnología que bloquea las cookies de sitios web que permitían a las marcas rastrear a los consumidores en la web. La función se llama protección de rastreo y este año regresa mejorada.

Los anunciantes dfinitavemnte no estarán felices, pues esta se suma a las medidas que implementan otros buscadores como Safari de Apple, que agregó una función llamada prevención de seguimiento inteligente que se creó en el mismo sentido, y también se adhiere a Rival browser Brave, que bloquea las cookies de terceros. Finalmente, Chrome de Google, está empezando su camino para “complicar la vida” de las marcas.

La guerra por la privacidad

Desde hace tiempo todos están intentando ser los más seguros porque han establecido este aspecto como el verdadero diferenciador de marca entre buscar y buscador. Dehecho, John Wilander, un ingeniero del equipo de Safari escribió en Twitter en 2017 que “La privacidad es la nueva guerra de los navegadores”.

Al parecer tenía más razón de la que esperaba, pues los esfuerzos porque los datos de los usuarios de la web no lleguen a las manos de los anunciantes se ha fortalecido.