Fin de año = listas + regalos

Por Luis Miguel Martínez
Correo: [email protected]
Twitter: @lmuia

Habitualmente, en el fin de año, comenzamos a elaborar listas de pendientes, de proyectos, de resultados, y una variedad más. De alguna forma, nos vemos envueltos en una vorágine de datos que se requieren para “cerrar” el año. Incluso la idea de cerrar un ciclo comunitario podría no ser del todo eficiente. Simplemente, porque la naturaleza dista mucho de funcionar así.

La idea que durante una semana gran parte del mundo reduce su ritmo, pues mientras unos están en vacaciones de invierno, otros están en pleno verano. Abrigados por una tradición milenaria, nos reagrupamos en familia y recargamos pilas para “abrir” un nuevo ciclo cada enero. Por el contrario, para muchos esta época son tiempos de bonanza, cuando la mercadotecnia del producto o servicio rinde frutos. Hay industrias que esperan ansiosamente esta semana para recuperar lo perdido desde el último asueto en noviembre.

Sin embargo, la tecnología está cambiando estos ritmos y está trayendo nuevas oportunidades a la economía de fin de año. El de 2010, es interesante pues termina una década; que si bien no ha sido tan publicitada como otras, ha sido intensa; basta con recordar que comenzó con el cambio del milenio, la tragedia técnica del Y2K y un año después el famoso 11 de septiembre. Así se fue la primera década del Siglo XXI y aún me pregunto que la hará famosa aparte de su inicio. Sinceramente, no creo que los WikiLeaks vayan a competir con la segunda mitad de los años sesenta ni los primeros de los ochentas.

En mi timeline en Twitter, alguien preguntaba ¿Cuál es el disco de la década? Tenemos que recordar que ya no hay muchos discos que se fabriquen, los músicos piensan en canciones, que ya no agrupan en discos, lo hacen en playlists. Ahora debemos pensar en songs y tracks, y consultar alguna estadística para saber cual es el más vendido = el más popular = el mejor . Al preguntarme, ¿El producto de la década? También me cuesta trabajo encontrar competidores a los pañales desechables de las épocas de los Beatles, pero veo en iTunes y en el iPod un fuerte competidor. Una de las listas, más interesantes que hablan sobre tecnología y fin de la década es la de Huffington Post sobre las 20 cosas que se volvieron obsoletas en ésta década.

La lista del Huffington Post comienza con las cintas de video VHS y las videocassetteras, que sucumbieron ante el DVD y que aún se resiste ante BluRay después de la larga lucha de la guerra del HD. Continúa con los agentes de viajes, que son una raza en extinción, y que no hacen mucho por sobrevivir; y si dejan el paso a despegar.com, Kayak y Travelocity. Contrario, a lo que pasa en Estados Unidos y Europa, las tiendas de libros pueden estar más o menos tranquilas pues Amazon ni sus n-clones representan una amenaza en México, salvo que los fabricantes disminuyen la impresión de libros y tristemente, leemos muy poco. Incluso las prácticas de plagio, entre los llamados intelectuales, crecen gracias a las tecnologías de información y comunicación. Hacer llamadas telefónicas, aún no cae en desuso en términos generales, pero entre las generaciones más jóvenes hablar por teléfono es intercambiable con “textear”, “mailear” o “postear” . Parece ser que el sentido de urgencia en una llamada ha desaparecido entre los miembros de esa generación.

La lista de Huffington Post incluye otras cosas ya obsoletas como los módems para conectarte a internet, las enciclopedias, los anuncios clasificados en las ediciones impresas, y los CDs de música. Sin duda lo que más nos sorprenderá haber perdido en esta década, es la privacidad. Por una parte, hemos empezado a compartir mucha -*tal vez demasiada información*- en las redes sociales, también la movilidad nos ha dado la oportunidad de llevar nuestros datos a todo lugar y lentamente hemos entrado en una dinámica de trabajo que ya no distingue si estamos en casa o en la oficina (si es que hay alguna). Se acaba este año y esta década, así en la lógica de la desaparición de la línea que divide la vida laboral de la personal, simplemente se termina una semana más y la siguiente será 2011.

No te desconectes y continua en 2011 con más movilidad con las nuevas tablets que sacarán HP y RIM.