Los tiempos actuales ha traído consigo un cambio generacional muy drástico, nuevas formas de mercado se abren paso y es inminente que éstas llegaron para dar un cambio definitivo en la dinámica de los mercados. El comercio electrónico ha evolucionado de maneras muy diversas y son las encargada de marcar el ritmo de los comercios digitales.

Los testigos de este tiempo vemos como las compras en línea ya son un estilo de vida y la actividad ya está tan impregnada en la psique de los consumidores que cada vez es mayor la cantidad de productos que se mueven a través de esa plataforma.

Por ejemplo en 2017, en México, solo el 7 por ciento recurrió al e-commerce de manera semanal, sin embargo para 2018 la cifra ascendió hasta el 38 por ciento. Lo cierto es que los smartphones fueron los elementos que constituyeron el crecimiento de esta forma de comercio.

Este crecimiento parece ocurrir de manera progresiva, su comportamiento parece dar impresiones de ser predecible, y siempre de formas ascendente, de ahí la pregunta cómo se puede desarrollar el comercio electrónico durante este año. Aquí te damos algunos datos.

Algunos datos para tomar en cuenta

Según datos del estudio Análisis y perspectiva de ecommerce para 2020, las actividades que tienen mayor dinámica en ventas es el sector de Alimentación y bebidas, con el 14 por ciento; servicios profesionales con el 12 por ciento; ropa, moda y complementos, con el 11 por ciento; educación y formación con el 7 por ciento.

El mercado mexicano ha tenido una expansión muy significativa en el comercio digital, sin embargo éste también ha tenido sus problemas, por ejemplo el 53 por ciento de los compradores en línea asegura que ha tenido un rechazo de su tarjeta al momento de realizar la transacción online. En la mayor parte de los casos se debe a rechazos ocasionados por los bancos que consideran el ejercicio como una transacción inusual.

El principal problema es que en estos casos son las instituciones bancarias las que impiden la transacción. Como consecuencia sin duda esto ahonda y perjudica en la confianza de los consumidores que están tratando de explorar en este tipo de consumo.

El avance del comercio electrónico, durante los últimos años, se ha reducido a solo un puñado de marcas compitiendo por los usuarios, pero lo cierto es que también existe un numero mayor de ofertas. Hablamos de marcas como Amazon, quienes son las que dominan el mercado, sin embargo hay muchas marcas que ya aparecen como emergentes. El consumidor actual está sobreexpuesto a muchas marcas, es decir la era digital requiere de hacer de los consumidores entidades fieles a la marca. Proceso complicado pues ahora hay muchas marcas ofreciendo los mismos productos.

Según el estudio al igual que en años anteriores las ventas por internet han aumentado, según la datos se observa que el 58 por ciento vende más por internet. Por ejemplo según diversas empresas ya no cuentan con establecimientos físicos, ni realizan ventas por canales que podríamos considerar canales tradicionales, su crecimiento para este año se espera un 19 por ciento.

No estamos en una realidad dispar si suponemos que en el futuro es muy probable que nos inclinemos por realizar compras exclusivamente por internet, y en específico a través de los smartphones, es natural que el siguiente paso en el ecommerce sea convertirse en un canal dedicado a los teléfonos inteligentes.