Todas las estrategias de mercadotecnia de Starbucks están funcionando (¡todas!)

Starbucks implementó varios planes de mercadotecnia en los últimos meses para acelerar su crecimiento, y todos parecen estar funcionando. Reportó ingresos récord.

starbucks
Imagen de Bigstock
  • Starbucks vendió más que nunca en el último trimestre y espera ganancias récord al final de 2019.

  • Más restaurantes en China y Estados Unidos, más tecnología, nuevos productos, tiendas premium. Todo marcha sobre rieles.

  • La entrega, el próximo desafío.

Starbucks está llevando a cabo varias estrategias de marketing en paralelo para crecer a una velocidad mayor a la que lo estaba haciendo en los últimos años.

La compañía con origen en Seattle está abriendo restaurantes de forma agresiva (especialmente en China), está mejorando todo lo que tiene relación con la tecnología, está desarrollando nuevos productos, ingresando al mundo de los restaurantes premium (con sus roastery) y, en muchos mercados, amplió su programa de recompensas.

Todas estas estrategias de mercadotecnia, al parecer, están dando buen resultado: las ventas en sus cafeterías crecieron 6% a nivel mundial en el último trimestre analizado, anunció Starbucks. Sus ventas netas, en tanto, aumentaron 8,1%, hasta un máximo histórico de US$ 6.800 millones.

Con estos números venturosos en las manos, Starbucks mejoró su perspectiva financiera para el año completo.

Todo comenzó en 2018, cuando el CEO Kevin Johnson estableció una serie de prioridades estratégicas para lograr lo que llamó “crecimiento a escala”.

Punto por punto

Una táctica era sumar más tiendas. Según el reporte publicado este jueves, en el trimestre pasado abrió 442 tiendas nuevas netas, una tercera parte de ellas en China.

Este año abrió su tienda número 30.000 y cerró el trimestre con más de 30.600.

Starbucks también fortaleció su programa de recompensas para hacerlo más atractivo, lo que lo ha ayudado a agregar, según la marca, un 14% más de miembros activos para alcanzar los 17,2 millones. Otro récord.

Gracias a su acuerdo con Nestlé, la compañía introdujo nuevos productos y llegó de manera masiva a los supermercados. Las dos empresas lanzaron líneas de cremas de café Starbucks y Nespresso.

Todas estas acciones ayudaron a impulsar fuertemente a Starbucks en sus dos mercados más grandes: Estados Unidos y China.

Las ventas en su país de origen aumentaron un 7% en un año. Esto incluye un crecimiento en las ventas en sus restaurantes por las tardes, algo que no lograba desde hacía tres años. En China, ese porcentaje fue del 6%. Johnson calificó el desempeño en esos países como “extremadamente bueno”.

Competencia. Al lado de cada Starbucks, brota un Luckin en China. Imagen de WeChat.

La compañía también se está enfocando en mejorar las experiencias de los clientes en las cafeterías. En febrero abrió en Tokio el punto de venta más grande del mundo. Tiene casi 3 mil metros cuadrados distribuidos en cuatro niveles y supera a la tienda de Shangai, que hasta ahora era la mayor del planeta.

Es bajo el concepto Roastery & Tasting Room y está especialmente diseñada para resolver el problema que enfrentan todos los retail: cómo hacer que la experiencia en el lugar de contacto con el cliente sea lo suficientemente exclusiva y emocionante como para atraerlo conseguir que no se vaya, siga consumiendo y, lo más importante, regrese y comparta lo que vivió.

El concepto Roastery & Tasting Room de Starbucks en Tokio.

La entrega es otro de los aspectos que la marca está desarrollando, aunque es la única que aún no funciona a la perfección. El año pasado Starbucks se unió con Alibaba Group Holding para distribuir café a domicilio en China, pero aún “no ha comenzado a dar resultados significativos”, señaló Johnson hablando de las entregas en todo el mundo.

La entrega es una “importante oportunidad de crecimiento a largo plazo dado que crece esa demanda de los clientes”, dijo.

Esta semana, la cafetería más grande del mundo por volumen de venta anunció un acuerdo con Uber Eats para ampliar su sistema de entrega en los Estados Unidos.

Con todos estos datos, las acciones subieron un 6% después del cierre del mercado del jueves y se espera que mejoren más en la apertura del viernes.