La estrategia de Coca-Cola de entrar al negocio del café dio resultado

Coca-Cola compró Costa Coffee por más de US$ 5 mil millones en 2018. Las buenas ventas en ese mercado que le era desconocido ayudó a la marca a mejorar sus perspectivas para 2019.

Costa Coffee. Fuente: Bigstock Photo
  • Coca-Cola compró Costa Coffee por US$ 5,1 mil millones en 2018 para diversificar su presencia en el mercado de las bebidas.

  • Costa Coffee es la cadena de café más grande del Reino Unido, con más de 4.000 puntos de venta en el mundo.

  • Las ventas en ese segmento le permiten ahora mejorar las perspectivas globales para 2019. Sube en la bolsa. 

En agosto de 2018, Coca-Cola anunció la compra de Costa Coffee, una de las cadenas de cafeterías más grandes de Europa.

La adquirió a Whitebread por US$ 5.100 millones en una acción que encendió las alarmas en Seattle, donde está la sede central del mayor jugador mundial del segmento: Starbucks.

La compra de Costa Coffee fue un movimiento estratégico de Coca-Cola en un mercado como el británico especialmente, donde un consumidor promedio toma de 2 a 3 tazas al día. El año anterior a la compra, en 2017, los británicos invirtieron US$ 4.440 millones en café.

Es por eso que en Atlanta deben estar festejando los últimos resultados trimestrales publicados este martes, que muestran que el café listo para beber de Costa Coffee aportó de manera determinante para que Coca-Cola aumentara sus ingresos, llevando a la compañía del tradicional refresco a elevar su perspectiva de ventas para todo el 2019. El detalle de los resultados.

Coca-Cola compró Costa Coffee como parte de su esfuerzo por diversificar su portfolio más allá de las bebidas gaseosas.

Lo reconoció el propio James Quincey, director ejecutivo de Coca-Cola, que dijo este martes que la estrategia de mercadotecnia para convertirse en una “compañía de total bebidas” y no sólo de refrescos estaba resultando y que había ayudado a la marca a “ganar en una industria en crecimiento”.

Conocidas las nuevas perspectivas, las acciones de Coca-Cola, que tiene una capitalización de mercado de US$ 218 mil millones, subieron un 2% en las operaciones previas en Wall Street.

El grupo ahora espera que el crecimiento de las ventas orgánicas sea el mismo que el del año pasado: un 5%, publicó el Financial Times.

Si bien en el primer trimestre de 2019 la compañía había advertido que no podría sostener ese 5% este año por “la debilidad en los mercados emergentes”, en el segundo tramo, la cosa cambió.

En el segundo trimestre, las ventas de América latina y Asia Pacífico ayudaron a que los ingresos entre abril y junio aumentaran notablemente, modificando el panorama para positivo.

Europa y Asia

Los temores de Starbucks por el desembarco de Coca-Cola en el mundo del café no están en Estados Unidos, donde la marca de Seattle tiene cerca del 40% del market share, seguida por Dunkin’ Brands (20%).

El problema está en Europa y Asia, porque el crecimiento de Costa Coffe -a partir de su nuevo respaldo- seguramente afectará sus posibilidades en Europa y Asia.

Además de en UK, donde es líder, y de muy buena presencia en el Viejo Continente, Costa Coffee viene apostando por China, donde desde antes de la adquisición ya proyectaba 1.000 puntos de venta para 2022.


loading...