La creatividad con la que ejecutan acciones los diseñadores son importantes lecciones cuando estas ideas logran ser originales y efectivas al trascender su comunicación, objetivo final que persiguen estos profesionales.

Uno de los artistas que mejor representa la anterior sentencia es Jim Bachor, un hombre que se ha dedicado a convertir en mosaicos el logo de las marcas, así como otras imágenes.

Lo que demuestra Bachor con su arte, es la oportunidad que tienen las marcas de comunicarse con las audiencias, cuando piensan en la codificación gráfica de manera original y alternativa, es decir, ejecutando ideas que logran ser innovadoras en el mercado.

Comunicar con diseño

La codificación gráfica es la madre de toda exitosa estrategia de comunicación, pues a partir de lo que plantea, se establecen oportunidades de identificación ante consumidores y nuevas pautas mediante las cuales se abren parámetros en el uso de packaging o colores.

Sylvain Boyer, por ejemplo, rediseñó los logos de marcas como McDonald’s, FedEx o H&M, para demostrar que se podía cumplir con un objetivo sustentable, al gastar menos pintura en su impresión.

Esta comunicación desde elementos creativos, expone la oportunidad que tienen las marcas de de lograr comunicar elementos que resultan trascendentes, sobre todo cuando son vistos desde un punto de vista comercial.

Estrategia de diseño

Una estrategia de diseño debe ayudar a las marcas a entender, qué valores debe exaltar para lograr comunicarse con los consumidores.

Para lograrlo, la creatividad juega como el principal ingrediente en las metas que se plantean a partir de imágenes, formas y colores.

Es así como podemos finalmente darnos cuenta de la oportunidad que ha abierto la creatividad con conceptos como la economía creativa, que coloca a YouTube, Etsy, Instagram, Amazon Publishing y WordPress como las plataformas de creadores con mayor número de ingresos a nivel mundial, según un estudio de la plataforma de mentoría Re:create.