Este desafortunado tweet de Toyota pone en jaque a la marca

El mundo de los videojuegos es tan poderoso que constituye en la actualidad un mercado que sólo durante 2018 representó ingresos por más de 82 mil millones de dólares y que para 2020 alcanzará los 90 mil millones, de acuerdo con proyecciones realizadas por el sitio web especializado, Statista.

Las consolas son parte importante para los fanáticos, ávidos de novedades complementarias de la tecnología. Recientemente llegó para ellos una nueva edición de Need for Speed. Este juego se centra en carreras de autos y ha sabido sacar provecho de la publicidad relacionándose con las marcas y procurando que aparezcan lo más posible porque significan recursos importantes.

En esta nueva edición, algunos jugadores se preguntaron por qué Toyota no aparecía e inesperadamente la gente a cargo de la cuenta en Twitter contestó con un desafortunado tweet. La automotriz señaló que:

“No, no estaremos en ese juego. Puedes encontrar nuestros coches en títulos como Gran Turismo Sport, el cual no promueve las carreras urbanas ilegales”

Es decir, se fue a la yugular del videojuego, pero lo desafortunado radica en que se ataca a sí misma, pues en el pasado nunca faltó en Need for Speed. Toyota siempre había participado en  la saga con diversas variantes del Supra SZ-R.

La acción de la automotriz es como si un ex empleado de una empresa dice que “era la peor y de baja calidad”, al final el ataque termina por afectarlo primero porque quiere decir que no tenía el talento para irse a una mejor firma y segundo porque las demás compañías no querrán contratar a una persona que bien puede hablar mal de ellos en el futuro.

Los “golpes de pecho” por las carreras ilegales no van con Toyota sobre todo porque también ha cedido sus coches para sagas como Fast and the Furious.

 

Cuidar la reputación de marca

Parece que reflexionaron este punto y poco después borraron el tweet y en otra oportunidad dijeron que: “apreciamos enormemente vuestros comentarios, y nos encanta saber que son grandes aficionados del Celica”.

En el mundo, Toyota es la marca automotriz más valiosa, con 29.99 millones de dólares; seguida de Mercedes Benz, con 25.68 mdd; BMW, con 25.62 mdd; Ford, con 12.74 mdd y Honda, con 12.7 mdd.

Sin embargo, este valor de marca se logra de la mano de la reputación. Para Llorente & Cuenca  de hecho constituye el 80 por ciento, por lo que debe cuidarla si quiere seguir en la cima.

Es sorprendente que marcas del nivel de esta compañía tan grande, sigan cometiendo errores tan básicos en redes sociales, cuando ya sabemos que tienen un impacto impresionante.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299