Están trolleando a Victoria’s Secret por ‘lujuriosa’ y ‘excluyente’

desfile victoria's secret
  • El jueves L Brands anunció que cerrará 53 tiendas de Victoria’s

  • La marca a caído en ventas en los últimos meses y uno de los factores es que no se ha adaptado al mercado

  • Pero hay usuarias en redes sociales que remarcan sus principales acciones de publicidad como sus peores errores

Si el 2018 fue un mal año para L Brands, dueña de Victoria’s Secret, el 2019 no inicia mejor, y mucho de ello se debe a las voces de quienes deberían ser de lo más importante para cualquier marca: el consumidor.

El jueves la firma con base de operaciones en Columbus, Ohio dio a conocer los resultados del cuarto trimestre de su año fiscal, y los números no fueron nada alentadores.

Además del hecho de reportar ingresos netos por 540.1 millones de dólares, igualmente fueron menores a los 664.1 millones, de un año antes, la compañía anunció que seguirá cerrando tiendas de Victoria’s Secret, antes que concluya este año serán otros 53 establecimientos los que dejen de operar.

Lo que te distinguió hoy te enjuicia

Entre las diversas causas que se exponen para el declive de ventas de una de las marcas de lencería más emblemáticas en el mundo, se destacan: no saberse adaptar el mercado, su negativa a ser más incluyente y romper con el estereotipo de ser sexy.

Esto es algo que varias usuarias en redes sociales han expuesto y utilizado para burlarse de la marca, al mismo tiempo de criticarla por lo que hoy ya es visto como un error en su estrategia de comunicación y publicidad.

“Victoria’s Secret está cerrando 53 tiendas. Los expertos dicen que los problemas se debieron a que confiaban demasiado en los sostenes y modelos famosos. ¿Pero es extraño que las mujeres no quisieran comprar en una tienda con la personalidad de un hombre rico y lujurioso?”, se pregunta una usuaria en Twitter.

0

“Tal vez si ustedes estuvieran dispuestos a llevar tallas más grandes, no estarían en este barco”, cuestiona otra usuaria en Facebook.

0

“Tal vez si ustedes estuvieran dispuestos a llevar tallas más grandes, no estarían en este barco”, cuestiona otra usuaria en Facebook.

0

“Tal vez si ustedes estuvieran dispuestos a llevar tallas más grandes, no estarían en este barco”, cuestiona otra usuaria en Facebook.

Estos son algunos de los mensajes que se leen en redes sociales, todos comparten las críticas de que la marca además de ser cara, se ha distinguido por sexualizar demasiado a la muere, impulsando estereotipos que no necesariamente representan a todo el género femenino. Más aún, también critican su negativa a ser una marca influyente al negarse a sumar modelos plus size.

El peso de construir una marca que no quiere cambiar

A lo largo de los últimos años son muchas las marcas que han tratado de cambiar y romper los estereotipos de la mujer.

Unos han sido exitosos, otros criticados, pero al menos se ha visto un intento por endurecer y reconocer que la gente ha cambiado su forma de interpretar la belleza, sus hábitos de consumo y hoy buscan más valores, antes que distinción.

Así, marcas como Nike, Dove, Forever 21, Michael Kors , Sports Illustrated, son algunas que han lanzado campañas de publicidad, líneas de productos o han intentado proyectar el mensaje de ser más influyentes con modelos plus size, diversidad sexual y de querer romper el estereotipo de la mujer en publicidad y mercadotecnia.

Pero en el caso de Victoria’s Secret ha existido residencia y hasta cierto rechazo a cambiar con el afán de ‘respetar su esencia de marca’, o al menos este es el mensaje que ha transmitido.

Basta con recordar las polémicas declaraciones de su CMO, Ed Razek, quien el año pasado dijo en entrevista con Vogue que Victoria’s Secret no incorporaría modelos plus size a su catálogo y que no tenían planes de incluir a modelos de esta talla en su desfile.

Pese a que después se retractó e intentó matizar sus palabras, el suceso además de muchas críticas, demostró que la marca no tiene intenciones de cambiar y mucho menos de escuchar a sus clientes que desde hace tiempo se preguntan si el alto costo de sus prendas realmente valen en prestigio y calidad, además de pedirle que incluyan más tallas y diseños que vayan más afines a la complexión de mueres reales, no de pasarela.

Esto es un problema que si no están dispuestas a escuchar y atender, corren el riesgo de no sólo perder más mercado, sino hasta de ser marginadas. Si Victoria’s Secret no quiere cambiar, hay otras marcas que intentan escuchar a las consumidoras y esto se está reflejando en ventas.

Estos son algunos de los mensajes publicados: