Estados Unidos atacó Siria y el ganador es… el fabricante de los misiles

Estados Unidos lanzó este jueves por la noche 59 misiles crucero marca Tomahawk sobre una base aérea del gobierno de Siria, en un ataque contra el país árabe que tuvo repercusiones políticas en todo el mundo.

Lo hizo desde el Mar Mediterráneo, con una precisión que, según Donald Trump, fue quirúrgica (algo que en Siria no comparten porque aseguran que murieron nueve civiles).

Esa precisión hizo que el lugar de impacto de la serie de lanzamientos fuera también otro: Wall Street. En efecto, en la bolsa de Nueva York, donde las acciones del fabricante de los proyectiles subieron por el aire.

El máximo es el momento de la apertura del 7 de abril, a horas del bombardeo con misiles fabricados por Raytheon.

Se trata de la compañía Raytheon, fabricante de los Tomahawk, que subieron el viernes en NYSE hasta un máximo de 154 dólares por acción, para luego establecers en 153 dólares. En porcentaje, las acciones crecieron 1,72% en unos pocos minutos, que coincidieron con la novedad del bombardeo.

Raytheon es una corporación industrial con base en Waltham, Massachusetts. Se trata de uno de los contratistas de defensa militares más grandes de los Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el ataque contra la base aérea de Shayrat, en la provincia de Rums, el centro del país, en represalia por la supuesta agresión con armas químicas realizada el martes desde esa base, con un resultado de 80 civiles muertos.

El Tomahawk es una de las armas más avanzadas del arsenal de Estados Unidos. Es un misil de 5,53 metros de largo y 53 centímetros de diámetro que vuela a más de 900 kilómetros por hora y que en su versión convencional puede alcanzar un objetivo situado a 576 kilómetros.

Cada uno cuesta entre 1 y 1,4 millones de dólares y según publicaron diferentes medios estadounidenses el costo para sustituir los misiles lanzados contra la base siria será de 70 millones de dólares.

Junto con Raytheon, también subieron en Wall Street las acciones de otras empresas del sector de Defensa como la multinacional Boeing (0,92%), Lockheed Martin (1,50%) y Northrop Grumman (1,36%), entre otras.

“Un arma moderna, madura, poderosa”. Así describe al misil Tomahawk el sitio web de Raytheon, la empresa responsable de su fabricación. Al destacar su alta precisión, “probada más de 2.00 veces en combate”, la compañía ofrece a sus potenciales clientes “golpes precisos en blancos de alto valor, con mínimo daño colateral”.

Dos datos más:

  1. En caso de necesidad, pueden llevar una cabeza nuclear de media tonelada.
  2. Una versión supersónica del misil predilecto de las fuerzas estadounidenses en los últimos 20 años se encuentra actualmente en desarrollo.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299