Esta simple acción de VivaAerobus con un niño está conmocionando a las redes sociales y beneficiando a la marca

Esta simple acción de VivaAerobus con un niño está conmocionando a las redes sociales y beneficiando a la marca
Imagen: Twitter
  • En distribución del tráfico aéreo doméstico en México, VivaAerobus se coloca en la cuarta posición con 14 por ciento.

  • Las aerolíneas enfrentan grandes retos por retrasos o cancelaciones que derivan en el servicio al consumidor e incluso de reputación de marca.

  • Lee: Los 5 escalones en la búsqueda de empleo

En cuanto a distribución del tráfico aéreo doméstico en México, Grupo Aeroméxico lidera, con 31 por ciento, seguido de Volaris, con 28 por ciento, Interjet, con 22 por ciento y VivaAerobus, con 14 por ciento. Desde la cuarta posición, VivaAerobus se ha mantiene como una opción de bajo costo, pero bien posicionada en el segmento.

Aunque las aerolíneas enfrentan grandes retos por retrasos o cancelaciones que derivan en el servicio al consumidor e incluso de reputación de marca por cuestiones fiscales, tal como el reciente caso de Internet y el embargo del SAT, lo cierto es que también han implementado estrategias que atañen a uno de los aspectos más efectivos con el consumidor: sus sentimientos.

En mercadotecnia sabemos que el marketing emocional es efectivo porque el consumidor termina por necesitar ser parte de una marca, gracias a que la disciplina -implementada efectivamente- logra un vínculo afectivo con usuarios, consumidores, clientes y futuros clientes. Sentirse parte de, es la clave para que esta estrategia funcione.

VivaAerobus es una de las marcas que ha impulsado más esta estrategia, en su última ejecución el usuario digital hace constar que logran generar verdaderamente emotividad con una simple acción hacia un niño enfermo de cáncer.

Circula un video en el que el pequeño Jonathan conmueve hasta las lágrimas a personal y pasajeros del vuelo en el que viajaba con sus padres. La asistente de vuelo -con voz cortada por la emoción- lo nombra el capitán del vuelo en honor a su lucha contra la terrible enfermedad y le otorga las cuatro líneas que el piloto le obsequió.

Con esta simple, pero conmovedora acción, la marca logra ofrecer una experiencia única al pequeño y su familia, pero también a los pasajeros del vuelo, que difícilmente pasarán por alto ese viaje con destino a Mazatlán.

Este tipo de acciones son las que urgen a las marcas que buscan conectar con sus consumidores y que hacen que se identifiquen con ellas, más allá de una simple transacción de productos o servicios.