Con la irrupción de las herramientas digitales en el mercado laboral, las vacaciones y tiempos de descanso dejaron de serlo. Aunque es cierto que los empleados se ausentan de sus lugares habituales de trabajo, sus labores parecen acompañarlos a la playa y siempre hay algún tiempo y momento para revisar el mail o responder mensajes de algún colaborador.

Para entender la problemática, basta con reconocer que, según una encuesta de Adecco, el 34 por ciento de trabajadores no se ‘desconecta’ lo suficiente cuando está de vacaciones, lo que contrapone de forma total el propósito de descanso laboral.

Aunque en primera instancia esto podría ser un beneficio para la empresa empleadora, lo cierto es que al mediano y largo plazo se convierte en un lastre que pone en peligro la rentabilidad de su negocio.

No tener un descanso adecuado, eleva las posibilidades de desarrollar el síndrome de burnout, el cual , de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es un “estado de exhaustividad física, emocional y mental que es resultado de un involucramiento a largo plazo en situaciones que pueden ser emocionalmente demandantes”.

Este síndrome va en aumento. De acuerdo con un estudio de Gallup, 23 por ciento de los empleados a escala mundial se sienten “quemados” en el trabajo muy seguido o siempre y 44 por ciento reportó sentirse así a veces.

Esto significa que alrededor de dos tercios de los trabajadores de tiempo completo experimentan burnout en el trabajo y esto es pagado por la organización en algún momento. Los empleados que lo sufren este síndrome son 63 por ciento más propensos a tomarse un día por enfermedad y 2.6 veces más a buscar un trabajo distinto al que tienen.

Descanso total por hasta 750 dólares

Las empresas deben promover el descanso en sus empleados para asegurar una base de colaboradores sólida, productiva y rentable.

Esta premisa ha sido llevada a la práctica por muchas empresas y ahora el ejemplo lo da Acceleration Partners, agencia que ofrece un bono de hasta 750 dólares para que sus empleados se desconecten totalmente durante sus días de asueto.

¿La razón? Esta empresa entiende el vínculo que existe entre vacaciones y desempeño, mismo que por definición tiene impactos en los niveles de productividad y rentabilidad del negocio.

Harvard Business Review encontró que los empleados que tomaban más de 11 días de vacaciones por año tenían un 30 por ciento más de posibilidades de ganar un aumento o promoción. En la misma línea, tomar vacaciones de manera real aumenta el compromiso del capital humano así como la satisfacción en su lugar de trabajo. Una encuesta de la Society of Human Resource Managers (SHRM) encontró que el 81 por ciento de los gerentes notan que el tiempo de vacaciones alivia el agotamiento.

En palabras de Robert Glazer, CEO de Acceleration Partners, “el agotamiento es perjudicial para las empresas porque puede ser contagioso. Muchas personas valoran un entorno en el que otros están comprometidos y son entusiastas, y la insatisfacción puede extenderse por toda la organización. Parte de la razón por la que les pagamos a los empleados que desenchufen durante las vacaciones es que los empleados de vacaciones son más productivos y contribuyen a una cultura positiva. El hecho de que esté en su escritorio no significa que se esté desempeñando a un nivel alto”.

Vacaciones para mejorar el negocio

Contrario a lo que podría pensarse, las empresas deben estar obligadas a velar por que sus empleados tomen en tiempo y forma sus respectivos periodos vacacionales, situación que en países como México o Estados Unidos no sucede.

En la Unión Americana, el empleado promedio a tiempo completo trabaja 47 horas por semana, lo que significa 7.8 por ciento más por año que en la década de 1970. El dato es aún más relevante si consideramos que el 52 por ciento no utiliza su asignación anual de días de vacaciones.

Mientras tanto, el mexicano promedio invierte 2 mil 255 horas de trabajo al año, lo que equivale a 43 horas por semana. Para poner el perspectiva el dato, tenemos que los alemanes son los empleados que menos horas destinan a tareas laborales, al destinar sólo mil 363 horas de trabajo al año. Esto representa 892 horas menos que los mexicanos.

Aún con esta carga de trabajo según el estudio Dime cómo viajas: Hábitos y gustos de viaje expedia.mx 2015, se estima que el 28 por ciento de los encuestados no toma todos los días que le corresponden.

Las empresas están obligadas a cambiar esta situación para mejorar su posición en el mercado y algunas cifras son contundentes sobre esta demanda que ninguna organización debería pasar por alto:

  • Un estudio de Sodexo, demuestra que por cada 10 horas de vacaciones que toma un trabajador, su evaluación de desempeño mejora 8 por ciento.
  • La Universidad de Kansas señala que las personas que descansan al menos 4 días, aumentan su creatividad 50 por ciento, mejoran sus habilidades cognitivas y reducen el estrés.
  • Para el 66 por ciento de los encuestados, una semana de vacaciones les hace significativamente más eficaces una vez hayan vuelto al trabajo, mientras que el 63 por ciento asegura que lo idóneo sería poder disfrutar de dos semanas de vacaciones, de acuerdo con un estudio de HP.