¿Eres adicto a tu teléfono móvil?

En el mundo hay más teléfonos celulares que personas, revela GSMA Intelligence. Dichos aparatos han prevalecido gracias a las innovaciones tecnológicas y por facilitar diferentes actividades. Y pese a que nos ayudan a comunicarnos, se cree que hemos desarrollado cierta dependencia a ellos.

Estudios de GSMA Intelligence determinan que al cierre del año 2015 existían 7 mil 630 millones de conexiones móviles, mientras que la cantidad de personas era de 7 mil 293 millones, la cual ahora asciende a los 7 mil 324 personas de acuerdo con Census.gov.

Y gracias a que estos dispositivos cuentan con mecanismo atractivos, distractores y útiles es cierto que podemos haber desarrollado una dependencia que varia con el tipo de personas. En relación, el estudio “Uso de la telefonía móvil” elaborado por el Departamento de Investigación de Merca2.0 señala que tan sólo el 2.5 por ciento de los encuestados se declara como nada dependiente.

Al considerar los resultados del estudio se revela que tan sólo el 2.6 por ciento de los hombres encuestados señala no ser nada dependiente de su teléfono celular, frente a un 2.5 por ciento de las mujeres que acierta en el tema.

Sin embargo, el porcentaje aumenta al considerar que el 15 por ciento se declara como poco dependiente, donde los hombres llevan el liderazgo con el 16.4 por ciento de las menciones y las mujeres sólo el 14 por ciento. Dichos montos cambian al considerar a aquellos que si se declaran dependientes al aparato.

Por su parte, el 38.4 por ciento de los encuestados señala ser muy dependiente, lo cual capta el 41.2 por ciento de las mujeres totales en el estudio y el 34.7 por ciento de los hombres. La tendencia cambia al considerar que el 46.2 por ciento de los hombres se declara como algo dependientes aunado al 42.9 de las mujeres.

telefonia_movi___madres-01

Es necesario agregar que la mayor casi la mitad de los encuestados –el 43.9 por ciento– se declara como algo dependiente, al igual que las mujeres tienen mayor inclinación en ser muy dependientes, mientras que los hombres se mantienen en un punto medio.

Sobre esta línea, es conveniente agregar que existen existen aplicaciones móviles que restringen el uso del teléfono o ciertas actividades en determinado horario.