Entre lo comercial y lo artístico, los nominados al Óscar 2019

Pocas veces un filme de Hollywood presenta una representación tan positiva de la comunidad, reforzando su identidad y ayudando a disminuir la difusión de estereotipos negativos.

Más de uno se sorprendió al escuchar que “Black Panther”, la película número 18 de los estudios Marvel, se había hecho de uno de los lugares en la categoría a Mejor Película en los premios de la Academia u Óscar.

Con un 97 por ciento en el meta sitio de críticas Rotten Tomatoes, la película es una de las mejor recibidas, tanto por la crítica como por el público en general, del año anterior.

Con más de mil 346 millones de dólares, es la segunda película más taquillera de 2018, sólo detrás de “Avengers: Infinity Wars”, un gran mérito para ser el debut de un personaje de cómics en la pantalla grande, récord que también posee, y con un reparto conformado primordialmente por actores de color.

A la fecha es poseedora de 58 premios, entre ellos el reconocimiento a la Mejor Película por el Círculo de Críticos Africano Americanos, así como un lugar en el Top 10 del National Board of Review y el American Film Institute, y 198 nominaciones que incluyen menciones en categorías como película, guión adaptado, actor de reparto, actriz de reparto, efectos especiales, vestuario, banda sonora y dirección de arte.

Quizás el impacto social y cultural de “Black Panther” no se perciba tanto en México, pero en Estados Unidos y más allá de sus fronteras, representa un gran triunfo para la comunidad de color.

Pocas veces un filme de Hollywood presenta una representación tan positiva de la comunidad, reforzando su identidad y ayudando a disminuir la difusión de estereotipos negativos.

Es por ello que muchas escuelas, iglesias y organizaciones sociales abrazaron al filme y lo convirtieron en una bandera. Jamil Smith, reportera del Time, indica que, como resultado, demostraron a Hollywood que filmes con narrativas africo-americanas tienen el poder de generar ganancias.

Así mismo, Wakanda, escenario central de la trama, se revela como una suerte de “Tierra prometida” donde las personas de color pueden “ser” y desarrollarse en todo su potencial.

Además, las fuertes bases o raíces de lo tradicional, no sólo conectan con la comunidad de color, sino que también lo hacen con una audiencia más amplia; al final de cuentas todos podemos ubicar tradiciones que provienen de muchas generaciones atrás.

Por otra parte, el viaje del personaje principal, T’Chala es por demás universal, al mostrar su camino para encontrarse, descubrir quién es y convertirse en el rey que su pueblo necesita y cuya trama ineludiblemente recuerda a “Hamlet” de William Shakespeare y, por su puesto, a “El Rey León”.

Un aspecto que merece especial atención es la representación de la mujer de color. En “Black Panther” las mujeres están al mismo nivel de los hombres.

La guardia real es conformada por las Dora Milaje, un grupo de mujeres adiestradas con las mejores técnicas. La reina es una mujer de aplomo, mientras que la princesa, Shuri, es un prodigio de la ciencia.

Todas asumen su identidad de género y raza con aplomo y orgullo, demostrando que para las mujeres las oportunidades son iguales.

Por otra parte, en tiempos donde la división política y social se presenta y contrasta con mensajes de inclusión, el filme se erige como un portavoz poderoso. Wakanda había permanecido oculto para el mundo, pero al final de la cinta se abre y T’Challa afirma: “Todos sabemos la verdad: es más lo que nos une que lo que nos separa.

En tiempos de crisis el sabio construye puentes, mientras que el tonto construye barreras. Debemos encontrar maneras para cuidarnos unos a otros, como si todos fuéramos una misma tribu.

Y eso es lo que ha hecho de “Black Panther” una fuerza poderosa y contundente que ha conquistado a la Academia y que seguramente le ayudará a derribar también, curiosamente las barreras que pretendía vencer con la tan controversial categoría a la Mejor Película Popular y de la que finalmente se retractó.

Este año, con “Black Panther”, “Rapsodia Bohemia” y “Nace una estrella”, Oscar ha invitado a la ceremonia a tres de las películas más exitosas de 2018, las dos primeras responsables de romper paradigmas en Hollywood.

Y eso, en estos tiempos, abre las puertas a la audiencia para reafirmar con convicción el espíritu que se encierra tras esos brazos cruzados en el pecho y un par de palabras que dictan: “Wakanda Forever”.

loading...