En Reino Unido, todos los chocolates y golosinas deberán reducir su tamaño

Todas las marcas que produzcan chocolates y chucherías deberán replantear el tamaño de sus productos en Reino Unido, como ha establecido, después de un estudio, una agencia del Servicio Nacional de Salud británico (NHS).

El objetivo del Gobierno es disminuir un 20 por ciento el consumo de azúcar en nueve tipos de productos (chocolatinas, golosinas, yogures, cereales, galletas, tartas, pudines, margarina y helados), por lo que los fabricantes podrán reducir el ingrediente de sus porciones o disminuir el tamaño o promocionar otro tipo de productos.

En el caso de grandes marcas como Mondelez, Toblerone y Mars, entre las acciones que ya han tomado se encuentran la reducción del tamaño de sus chocolates, aunque no han bajado los precios para poder así enfrentar la reciente la devaluación de la libra producto del Brexit.

Mientras tanto, desde la Federación de Alimentación y Bebidas, se señala que estas medidas no serán bien recibidas por los consumidores, al tiempo que consideran difícil que estas empresas logren la meta en los lapsos establecidos, que incluye una reducción del 5 por ciento para agosto.

Así mismo, el planteamiento gubernamental ha sido criticado por los parlamentarios debido a que no se han establecido las sanciones para quienes incumplan con los objetivos.

El planteamiento, que tiene partidarios a favor y en contra, busca especialmente contribuir a la lucha contra la obesidad y el sobrepeso infantil, que en el caso de Reino Unido, afectan a un 20 por ciento de los niños de cinco años y a un 33 por ciento de los de niños de 11, según los expertos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299