Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿En que ciudades del mundo es más barato tomarse una cerveza?

Las ciudades en las que se obtiene cerveza a mejor precio cuando sus habitantes quieren refrescarse con esta bebida alcohólica, son, según una investigación realizada por GoEuro, la ciudad polaca de Cracovia y la capital ucraniana de Kiev.

Las ciudades en las que se obtiene cerveza a mejor precio cuando sus habitantes quieren refrescarse con esta bebida alcohólica, son, según una investigación realizada por GoEuro, la ciudad polaca de Cracovia y la capital ucraniana de Kiev.

Notas relacionadas:
Heineken anima a los turistas a experimentar más en su nuevo anuncio
Una divertida cerradura que sólo se abre con cervezas Heineken
En esta promo, Carlsberg tranforma el grifo de cerveza en un juego interactivo

Ambas urbes tiene un precio de $1.66 por una botella de 33cl, una cifra apenas por debajo de la fijada en la ciudad de Bratislava donde se expende a $1.69 la misma cantidad.

El ranking de GoEuro toma en cuenta el precio de la cerveza tanto en los bares como en los supermercados. Por ejemplo en Cracovia, la botella en las tiendas de alimentación cuesta $0.62, mientras que en el bar sube en promedio hasta los $2.70.

Screen Shot 2015-07-14 at 2.33.30 PM

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Karina Ortiz

Llegó la hora del minimalismo comunicacional

La era digital en la que nos encontramos inmersos y que se vió potenciada por la pandemia, nos enfrentó a un doble desafío: por un lado, vivir en un espacio de velocidad y conexión permanente, donde la necesidad de estar al tanto de todo es imperante; y, por el otro, la necesidad de un espacio para vivir más en calma y recuperarnos de ese ritmo frenético que proponen los estímulos del mundo online.

Ciudad de México, año 2035

Mónica y Emilio, caminan por la avenida Reforma. A su alrededor, una cuadrilla de drones realizan diferentes tareas. Su actividad no es una novedad para ellos, están acostumbrados a verlos todos los días.