Empresarios mexicanos ven como un ‘respiro’ la extensión para negociar el TLCAN

Pese a que las negociaciones aún continúan, analistas de Moody’s señalan que la cancelación del acuerdo afectará principalmente a México.

negocios
Imagen: Bigstock

Empresarios y banqueros estimaron que el haber extendido las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hasta el primer trimestre de 2018 dará un “respiro” para profundizar en los temas y no precipitarse.

Destacaron el papel que ha tenido México en la renegociación del tratado comercial que tiene desde hace 23 años con Estados Unidos y Canadá, la cual recién concluyó su cuarta ronda y se acordó reunirse en la Ciudad de México del 17 al 21 de noviembre para la quinta ronda.

El presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), Valentín Diez Morodo, consideró que hay que “tomarlo con calma” en proceso de renegociación del TLCAN entre México, Estados Unidos y Canadá.

Destacó en conferencia de prensa que esa prórroga hasta marzo del año próximo, acordada por las partes, dará un respiro para poder ver las cosas más fríamente.

“Es mejor, no es malo que sea la prórroga, al revés, nos va a permitir recapacitar más y ubicar bien las cosas”, añadió al término de un encuentro privado entre representantes del sector empresarial y el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Carlos Martínez Gavica, opinó que fue difícil la cuarta ronda de negociación del TLCAN, que concluyó este 17 de octubre en Washington, D.C.

No obstante, agregó, México hizo lo que tenía que hacer: ser muy serio, firme, respetuoso en qué es lo que se necesita para que el proceso de renegociación de Tratado llegue a un buen fin.

Consideró que el hecho de que las partes hayan acordado la ampliación de los plazos hasta el primer trimestre de 2018 parece ser buena noticia, por lo menos da tiempos para reflexiones, para profundizar más en los temas.

“A mí me parece que México está haciendo un papel excelente, no será por México que si en todo caso hay problemas con el tratado, sea que hay problemas”, subrayó el también presidente del Consejo de Administración de Grupo Financiero Santander.

Sobre si México debe mantenerse o no en la mesa de negociación del TLCAN, acotó: “Eso depende de qué acabe pasando, pero lo que han hecho hasta ahora, está bien, lo cual no quiere decir que si cambian muchos las cosas, no cambie la estrategia, pero hasta el momento creo que hay hecho muy bien no pararse”.

Pese a que las negociaciones aún continúan, analistas de Moody’s alertaron el 19 de octubre que las posibilidades de que el acuerdo sea eliminado han aumentado en las semanas recientes, debido a las propuestas presentadas por Estados Unidos que han sido rechazadas por Canadá y México.

Entre estas propuestas destacan la inclusión de un porcentaje de contenido nacional en productos fabricados en la región; la cláusula de expiración para revisar cada cinco años el acuerdo; y la eliminación de los paneles de arbitraje, entre otras.

“Esta acción podría ofrecer una idea sobre las intenciones de Estados Unidos: provocar que Canadá y México abandonen las negociaciones para que el equipo estadounidense tenga éxito en terminar el acuerdo trilateral”, destacó el analista Alfredo Coutiño.

Esta estrategia permitiría a Estados Unidos avanzar potencialmente hacia la negociación de acuerdos bilaterales con Canadá y México. “La probabilidad de una desintegración del TLCAN continúa aumentando”, señaló Coutiño.

Bajo ese escenario, un análisis difundido esta semana por la firma ImpactEcon estimó que México sería el país más afectado en términos de empleos si se elimina el TLCAN.

El país perdería 951 mil puestos de trabajo, en tanto que Estados Unidos eliminaría poco más de 250 mil empleos y Canadá poco más de 125 mil posiciones.

Por sectores, aquellos más afectados en México serían los textiles, los artículos de vestir, la maquinaria pesada y la industria automotriz, de acuerdo con ImpactEcon.