A principios de esta semana, Luisa María Alcalde Luján, titular del Trabajo y Previsión Social (STPS), informó que Elektra, marca propiedad de Grupo Salinas se encuentra dentro del 6 por ciento de las empresas que se niegan a parar operaciones pese a las recomendaciones de salud emitidas ante la emergencia de salud.

De manera puntual, Alcalde destacó que “Grupo Elektra en diferentes partes del país con más de 10 mil trabajadores, es un centro de trabajo no esencial que se niega al cierre”.

La respuesta de la marca

Luego de este señalamiento, la firma emitió un comunicado de prensa desde sus redes sociales en el que dio respuesta a lo dicho por la secretaria.

En este documento, la empresa indicó que todas sus sucursales y oficinas cumplen con los protocolos de protección e higiene emitidas por la Secretaría de Salud y a la Organización Mundial de la Salud.

Adicional hizo hincapié en que la firma ha “suspendido la venta de productos no esenciales, mismos que están acordonados, como ha sido verificado por la Procuraduría Federal del consumidor”.


No obstante refirió que Elektra ofrece productos y servicios “esenciales” para que la población cubra sus necesidades en medio de esta emergencia sanitaria.

La empresa concluyó indicando que “la mayoría de los mexicanos viven al día y no cuentan con el privilegio de acceder a las compras por internet ni la facilidad que brindan las tarjetas de crédito; Elektra está para quienes requieren de productos y servicios necesarios durante la emergencia. Por ellos mantenemos nuestras puertas abiertas; con responsabilidad, continuaremos reforzando y atendiendo las disposiciones de las autoridades”.

Elektra cede, pero con una condición

A días de estos hechos, todo parece indicar que la marca propiedad de Ricardo Salinas Pliego, ha decidido acatar, cuando menos en parte, la demanda de las autoridades de salud y de trabajo.

Así lo reportó esta tarde Luisa María Alcalde desde su renta de Twitter en donde la funcionaria federal destacó que Elektra se comprometió a cerrar sus mil 200 puntos de venta antes de que la semana finalice.

De manera puntual, la titular explicó que desde el martes pasado se llegó a este acuerdo con los directivos de la marca, bajo la condición de mantener activos los servicios financieros que se ofrecen en Elektra al considerarlos como esenciales por las autoridades sanitarias.

Es importante mencionar que en días recientes se dio a conocer que Grupo Elektra y Banco Azteca habrían interpuesto cuatro amparos para no cerrar sus sucursales por la epidemia en contra de la STPS ante juzgados federales en la Ciudad de México, Estado de México, Nayarit y Quintana Roo.

Al respecto de este tema, la Secretaria de Trabajo anunció que fueron notificados que las autoridades cedieron la suspensión de las indicaciones “exclusivamente” para los servicios financieros.

¿Una acción tardía?

Aunque la decisión de la marca busca apegarse a lo solicitado por las autoridades de salud, la realidad es que la reacción llega tarde, si consideramos la cantidad de criticas y polémicas que se han generado alrededor de la marca Elektra, las cuales ya han impactado de manera directa a su imagen y reputación.

Basta con reconocer que los resultados de un reciente estudio firmado por la agencia de investigación de mercados, PQR Planning Quant, los cuales indican que marcas como Elektra, CFE, Banco Azteca,TV Azteca y Starbucks de Alsea han sido calificadas como las menos solidarias por los mexicanos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299