Cómo elegir la fila más rápida en el supermercado, según la ciencia

Internacional.- Citando estudios y expertos sobre el tema, The New York Times publicó un artículo en el que analiza la velocidad en las cajas de supermerecdos y tiendas de conveniencia y recomienda una serie de ítems a tener en cuenta.

No es sólo azar o providencia, elegir la mejor (y más veloz) caja en un supermercado se logra en base a prestar atención y a tener en cuenta una serie de datos. Al menos eso es lo que explicaron los expertos al medio estadounidense The New York Times.

En su artículo “How to Pick the Fastest Line at the Supermarket”, el NYT explica, en base a estudios y análisis de expertos, la fórmula para no esperar de más.

Según el profesor de Instituto Tecnológico de Massachusetts, Richard Larson, considerado “el mayor experto en colas”, los estadounidenses gastan 37 mil millones de horas al año espera en las líneas. Otro estudio, de E-Life en base a tuits en México, dice que el 38% menciona en primer lugar a los supermercados y a las tiendas de conveniencia como los sitios más comunes en que deben hacer fila. Siguen los bancos con 24%.

Atención a estos consejos

Hay que ubicarse detrás del comprador con muchos productos. ¿Cómo es esto? Sí, según Dan Meyer, un ex profesor de matemáticas director académico de Desmos –donde explora el futuro de las matemáticas, la tecnología y el aprendizaje– hay factores que retrasan más el proceso que la cantidad de productos. “En saludar, pagar, llenar bolsas y volver a saludar un comprador gasta 41 segundos. Mientras pasar cada artículo cuesta 31 segundos. Así que una compra grande de 100 elementos puede tomar hasta 6 minutos. En cambio, cuatro personas con 20 productos cada una tardarán en total 7 minutos en terminar el proceso.

Ir a las cajas de la izquierda. Además de analizar la rapidez del cajero o las edades de los compradores como si se estuviera haciendo una investigación sociológica, algo sencillo es optar por las cajas que estén más a la izquierda. El NYT concluye que la mayoría de la población (que no es zurda) suele inclinarse a las de la derecha a la hora de pagar.

Mejor si la cajera es mujer. Aunque parece sexista, Robert Samuel, Robert Samuel, fundador de Same Ole Line Dudes, “son más convenientes en las transacciones de registro y procesamiento”.

Mantenerse lejos de los cajeros que hablan mucho. A. J. Marsden, profesor de psicología en Beacon College en Leesburg, todo se demorará más “si un cajero es hablador y comenta algo sobre cada elemento que escanea”.

Elegir la caja en la que no haya gente mayor adelante. “No es sólo el número de personas por delante hay que analizar, también su edad y lo que están comprando hace una diferencia”, le dijo al NYT Marsden. “Las personas mayores tienden a utilizar un poco más de tiempo, ya que suelen tener dificultades que retrasan el proceso de pago, como no entender cómo funciona una tarjeta de débito”, explicó.

Es mejor ir cajas con gente que compre cosas iguales. Hay que tener en cuenta que el número de elementos diferentes genera retraso. “Seis botellas de refresco iguales van a ir más rápido que seis elementos totalmente diferentes”, explica el artículo.

No ir a cajas donde el cajero no vea el final de la fila. Si una fila serpentea y el cajero pierde de vista la cantidad de gente, no es una buena señal. Un estudio, realizado por los profesores Niederhoff y Masha Shunko de la Universidad de Washington y Yaroslav Rosokha de la Universidad de Purdue, publicado en junio pasado, señala que se demoran más los cajeros cuando hay obstrucciones que dificultan ver cómo su trabajo hace que la fila tenga menos gente.

Otros consejos. Pase los códigos de barras hacia el cajero. Cuando compre ropa, deje las etiquetas de los códigos hacia afuera para facilitar la búsqueda por parte del cajero.

Por último, este video con el que muchos se van a sentir identificados.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299