El usuario al centro de la regulación, así avanza la normativa en movilidad en la CDMX

Derivado de la regulación en movilidad, la app de scooters Grin dejó de operar en la Ciudad de México, la competencia pide equilibrio en la normativa

Imagen de Bigstock
  • La movilidad es parte de la estrategia central del Gobierno de la Ciudad de México

  • Las autoridades han realizado diversas alianzas para mejorar la movilidad

  • Grin, app de scooters, dejó de operar por no entregar información solicitada por la administración capitalina

En días recientes, el tema de la movilidad en la Ciudad de México registró un auge luego de que las autoridades capitalinas anunciaran una alianza con el servicio de GPS, Waze, con la finalidad de contar con data que permita a la administración conocer horarios de mayor afluencia en las distintas zonas de la ciudad a fin de establecer medidas pertinentes como lo puede ser la sincronización de semáforos.

Asimismo, también los servicios alternativos (bicicletas y scooters) salieron a los reflectores ante las regulaciones que se realizan en este apartado con la finalidad de controlar el servicio y aplicar medidas tanto para las empresas como los consumidores.

En este sentido, la noticia que destacó fue el fin de operaciones de la firma Grin, misma que, según la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no entregó la información sobre su operación, derivado de lo anterior, la Secretaría de Movilidad (Semovi) retiró las unidades de las calles.

Grin operaba bajo un esquema temporal en el que debía ofrecer el servicio dentro de un área unificada, tener un límite de unidades, contar con seguro de protección al usuario así como proveer de estadística, lo cual no sucedió.

Según diversos reportes de prensa que buscaron a la firma para conocer su postura, la misma no ofreció respuesta.

Competencia.

Desde El Financiero se dio a conocer que las empresas que se encuentran en este sector, Mobike, VBike y Lime, buscan garantizar que la regulación en materia de movilidad sea equilibrada y benéfica tanto para operadores como para usuarios.

VBike, la aplicación de bicicletas eléctricas, señaló al medio que confían en que la revisión sea equitativa, a fin de permitir una operación en favor de la ciudad, al tiempo que detone la transformación de movilidad.

A su vez, Lime, app de scooters, coincide con la autoridad en la promoción de la cultura de conducción responsable, que implique tanto el uso del casco así como no estorbar en las banquetas.

En tanto, Mobike, precisó un punto clave, el cual en ocasiones para a un segundo plano: el consumidor. “Esperamos acercarnos con Semovi para buscar soluciones que pongan al usuario en el centro de la regulación”, comentó la firma al Financiero.

Más allá de los dimes y diretes alrededor de los diversos modelos de negocio, se trata de ofrecer alternativas de movilidad a las personas, con los diversos valores agregados con los que cuenta cada uno, pero que al final, en especial las autoridades deben vigilar que el consumidor cuente con las herramientas para la toma de decisiones en un mejor entorno de movilidad.