• El valor de capitalización bursátil de Tesla es mayor a los 266 mil millones de dólares

  • Vale más que gigantes automotrices como Ford, Toyota o Volkswagen

  • Elon Musk lo sabe y por eso ofrece la tecnología de Tesla a otras compañías

Sin duda, Elon Musk es uno de los empresarios y líderes de mayor influencia y polémica en el mundo, también es indiscutible que suele ser el principal embajador y verdugo de Tesla.

No son pocas las oportunidades en los que una publicación en Twitter, Instagram o declaración en alguna entrevista o foro ese han convertido en las mejores publicidades y acciones promocionales para la marca, o días muy costosos en los mercados bursátiles.

Un tweet silencioso, pero contundente

Es de dominio público el efecto que suele tener Elon Musk con este tipo de acciones y el mejor ejemplo de ello es uno de los tweets que publicó esta semana, uno que pude transformar a la industria automotriz.

Así lo considera Justin Bariso, quien en un texto publicado en Inc. sostiene que lo dicho por el emprendedor de origen sudafricano podría tener el poder de lograr tal hazaña.

La publicación de Elon Musk dice que Tesla está abierto a suministrar software, trenes de potencia y baterías a otros fabricantes de automóviles -con dedicatoria a las grandes como Toyota, Volkswagen, o Ford-.

“Tesla está abierto a licencias de software y al suministro de powertrains y baterías. ¡Solo estamos tratando de acelerar la energía sostenible, no aplastar a los competidores!”, escribió.

Al respecto, y de acuerdo con el consultor en desarrollo organizacional e inteligencia emocional, la postura del fundador de Tesla es posicionarse como líder de sus rivales, no como fabricante o vendedor ya que está años luz de las grandes automotrices, sino como consultor y proveedor de tecnología, algo en lo sí tiene claramente la ventana competitiva.


Te puede interesar:

La visión de un líder

Ciertamente la conducción de Elon Musk no suele ser la más dócil o afinada, basta con referir la reciente discusión que sostuvo en Twitter con Bill Gates sobre sus posturas encontradas respecto al COVID-19. No obstante, esto no ha impedido que Tesla mantenga una aceleración sorprendente.

Pero no eso no se opone a su inteligencia en los negocios y, el análisis de Bariso pone argumentos sólidos. Aunque Tesla ha comenzado a superar los problemas en tiempos de fabricación, distribución y venta de sus vehículo, es indiscutible que no tiene la experiencia, tecnología y procesos que sí tienen las automotrices.

Esto está relacionado con el crecimiento de la compañía, uno que es de tal nivel, que ya supera a todas las grandes marcas armadoras en valor, incluso a las gigantes Toyota, Volkswagen y Ford.

Pese a que esto es más producto de la visión y expectativa de los inversionistas, también ha revelado el hecho de que las gigantes del sector aceleren su inversión en el desarrollo y oferta de autos eléctricos, de hecho la mayoría ya tienen planes para que parte de su oferta de productos cumpla con este segmento de mercado; uno que crece gracias al interés del consumidor.

La situación la coloca en una posición privilegiada en la industria a Tesla, calificada por muchos como una tecnológica que fabrica autos eléctricos. Elon Musk lo sabe y está dispuesto a capitalizara. Sus intenciones quedan claras con su tweet que, aunque parece un poco soberbio o emitido con cierto humor negro, lo demuestra.

Al respecto, Bariso expone algunos puntos sobre la factibilidad de que la publicación del empresario puedan transformar a la industria automotriz: las grandes marcas se pondrían “al día” con la tecnología de autos eléctricos; esto aceleraría el cambio en la industria y en el mercado; Tesla ganaría mucho dinero a través de las licencias que propone, al tiempo que mantendría el liderazgo del segmento; el consumidor final, la población en general y el medio ambiente ganarían con este cambio.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299