Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El trato de Netflix y Amazon que pudo cambiar el streaming

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Netflix tomó la mejor decisión al confiar en su proyecto y Amazon buscó posicionarse en el segmento con Prime Video.
  • Con poco tiempo del nacimiento de Netflix, Amazon intentó comprarla.

  • Incursionando en el eCommerce, la empresa de Jeffrey Bezos quería incursionar en el mercado de la venta de DVD’s y eliminar toda competencia.

  • Pese a que Netflix se encontraba en un momento financiero delicado y su modelo de negocio no era rentable, rechazó la oferta, y aceptó que Amazon sería una gran competencia.

 

En el año 2000, Red Hastings, cofunfador y CEO de Netflix, intentó vender la actual plataforma de streaming a Blockbuster, uno de los principales referentes en la distribución de películas de formato físico, pero la propuesta por 50 millones de dólares fue declinada. Este no fue el único trato no realizado que pudo cambiar el rumbo de la gran empresa y del streaming, en 1998, Jeffrey Bezos, fundador y CEO de Amazon, quiso comprar Netflix  para incursionar en el mercado del video y eliminar la competencia de la compra online de DVD’s.

Según cuenta, Marc Randolph, cofundador de Netflix en su libro “Eso nunca funcionará: El nacimiento de Netflix y el poder de las grandes ideas”, donde narra los orígenes de la empresa, la toma de decisiones que cambiaron el rumbo de la historia del consumo audiovisual y los desafíos a los que se enfrentaron, en 1998, recibieron una llamada de Amazon, empresa de apenas cuatro años en ese entonces que estaba incursionando en el comercio electrónico de productos, libros, y también DVD’s.

 

El rechazo de la oferta: Netflix aceptó ser competencia de Amazon

Con apenas cuatro años de vida, Amazon ya había debutado en la bolsa en 1997 y tenía grandes planes en el eCommerce y quería eliminar toda competencia. Por ello, la empresa contactó a los cofundadores de la plataforma de streaming y los hizo llegar hasta Seattle para reunirse y discutir la venta de Netflix.

Durante la reunión, el equipo de Bezos ofreció a los cofundadores una cifra por debajo de los 8 dígitos, pues la startup solo tenía dos meses de vida.

En esos momentos, la oferta era un escape a los pocos ingresos que generaba la empresa, ya que durante los primeros meses de Netflix, el centro de su negocio era una web en la que las personas podían elegir películas y la selección llegaba a su correo en DVD, pero con las limitantes de la logística fue complicado enviar sus películas en un solo día. Además de que Netflix no tenía el modelo de negocio escalable que actualmente le brinda el streaming y sus costos eran elevados.

Terminando la reunión y durante el vuelo a casa, Reed Hastings y Marc Randolph decidieron rechazar la oferta de la empresa que con cuatro años de antigüedad cotizaba en la bolsa 54 millones de dólares.

Abrir los ojos ante la oportunidad

Marc Randolph narró en “Eso nunca funcionará: El nacimiento de Netflix y el poder de las grandes ideas” que con la reunión que tuvieron con Amazon, pensaron nuevas formas de hacer crecer el negocio y que la gente los alquilará en lugar de comprarlos. Además de aceptar que al no tomar la oferta, la competencia con Amazon se reforzaría en un futuro, y así fue.

Según Statista, en 2020 las plataformas de servicio de video streaming más vistas en México fueron: Netflix (89 por ciento), Youtube (82 por ciento), Amazon Prime (45 por ciento), Claro Video (28.5 por ciento), HBO (17.5 por ciento), Blim (12 por ciento), Fox Premium (10.5 por ciento), Apple TV (5.5 por ciento) y, por muy debajo, Disney+ (5.5 por ciento).

Pero en cuanto a influencia, datos de Statista aseguran que la empresa mundial más influyente en 2020 fue Netflix (56.6 por ciento), seguida por Disney+ (23.7 por ciento) y Amazon Prime (11.9 por ciento).

Poniendo el foco en Netflix, hasta el último trimestre de 2020 contaba con 203,7 millones de suscriptores en todo el mundo. Y, en el segundo trimestre de 2021, la plataforma agregó 1.54 millones de suscriptores, por encima de su estimación de un millón. Sin embargo, durante la pandemia perdió más de 430,000 suscriptores en la región donde el servicio es más consumido: Estados Unidos y Canadá. Los datos más recientes de Netflix mencionan que, en el tercer trimestre agregaron 2.5 millones de suscriptores.

En cuanto a Amazon Prime, sus datos informan que, hasta 2020 la plataforma tenía 200 millones de suscriptores y su contenido era visto por más de 95 millones de espectadores.

Netflix tomó la mejor decisión al confiar en su proyecto de renta de películas y luego oferta por suscripción y Amazon buscó posicionarse en el segmento con Prime Video. Al día de hoy, la prospectiva de competencia sigue latente, pero Netflix se sigue coronando como el gigante del streaming.

 

Ver más:

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Presente y futuro del marketing móvil

El protagonismo a escala global que han adquirido las tecnologías móviles ha, está, y seguirá impactando fuertemente en la forma en que hacemos y practicamos marketing.