Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El storytelling y los primeros 75 años de El Principito

Cuando vuelves a leer un libro, después de años de haberlo leído por primera vez, es como si leyeras otro libro. No hay otro libro que sea aparentemente infantil, que deje tanta huella en los lectores de todas las edades y generaciones. Cuando leemos la obra maestra de Antoine de Saint-Exupéry a los 10 años, no es el mismo libro que cuando lo leemos a los 20, a los 30 o a los 40.

Cuando vuelves a leer un libro, después de muchos años de haberlo hecho por primera vez, es como si leyeras otro libro.

No existe un libro que sea aparentemente infantil, que deje tanta huella en los lectores de todas las edades y generaciones. Cuando leemos la obra maestra de Antoine de Saint-Exupéry a los 10 años, no es el mismo libro que cuando lo leemos a los 20, a los 30 o a los 40.

Hoy El Principito, es el segundo libro que se ha traducido a más idiomas después de la biblia y por ende uno de los más leídos, cumple sus primeros 75 años; la conmemoración puede funcionar perfectamente como el mejor pretexto para hablar del storytelling y el impacto que podemos llegar a producir al contar una buena historia.

Algo que hace tan poderosa a la narrativa de El Principito es que invita a abrir los sentidos y ver más allá de lo que podemos ver, es decir, hace uso de la inteligencia para estimular nuestro sentido de la fantasía (recordar el pasaje del dibujo del sombrero, que en realidad es un elefante que fue devorado por una boa).

En ese sentido, podemos decir que el recurso del storytelling, aplicado a nuestras marcas, no sólo es útil para llamar la atención del potencial público consumidor, sino de dejar un mensaje que aporte un beneficio para los lectores.

De la misma manera que El Principito ofrece una efectiva lección de empatía, esperanza y esfuerzo para superar un duelo, las marcas pueden echar mano de sus bondades para generar historias que perduren en el imaginario colectivo y lograr esa misma efectividad.

La realidad es que una buena cantidad de marcas que han superado el paso del tiempo han sido forjadas, en gran parte, por la pericia que han tenido de crear historias en su entorno, es el arte de posicionarse creativamente, de forma amable, poco intrusiva y que incluso los lectores puedan agradecer y no sentirse invadidos.

Cuando contamos una historia alrededor de nuestra marca, podemos transmitir sus valores y su misión de manera inteligente y creativa, siempre y cuando esta se maneje de la mejor manera, por ello, el storytelling como recurso mercadológico, nos da la oportunidad de crear o fortalecer la identidad de nuestras marcas, y es mucho más fácil que un público se identifique y tenga un engagement importante con una marca que tenga rostro y una historia poderosa que la respalde, apelando directamente a las emociones que son básicamente las que deciden qué producto o servicio elegir.

Así, una de las novelas más aclamadas por el público infantil, pero que fascina a lectores de diferentes edades, puede ser una gran inspiración para hacer que nuestras marcas caminen por la vereda de las buenas historias, aquellas que no invitan al público a que nos elija, sino que generan un entrañable sentido humano que, indudablemente, vende más que mil spots, banners y billboards que podamos contratar.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados