El serio problema que podrían enfrentar Netflix, Amazon Prime Video, incluso Disney+

Netflix-Streaming-Bigstock
Imagen: Bigstock
  • A nivel mundial hay más de mil 073 millones de usuarios de Video Streaming (SVoD)

  • Netflix domina con más de 148 millones de suscriptores a nivel global

  • Pero, la llegada de gigantes como Disney+ y Warner Media podrían presionar el mercado

Desde hace ya un tiempo se viene hablando de que en un futuro, uno de los escenarios más importantes en el que las marcas disputarán la atención de las personas, es el de las plataformas de contenidos on demand, algo que diversos especialistas han llamado la guerra del streaming y, algunos más, señalan a Netflix como la principal causante de esto.

Es cierto, el consumo de música y video a través de este tipo de servicios ha crecido de manera importante, sólo en cuanto a Video Streaming (SVoD), actualmente se estima que a nivel mundial existen más de mil 073 millones de usuarios, de acuerdo con datos de Statista.

De hecho, este mercado ya representa ingresos por más de 24 mil 837 millones de dólares, según estimaciones de la misma fuente, para el cierre de este año. Estos datos y la relevancia que han ganado servicios como Netflix y Amazon Prime Video, así como el evidente (señalada en diversos reportes) cambio en los hábitos de consumo de las audiencias, ha atraído a gigantes de la industria del entretenimiento y otros actores.

Por ejemplo, Apple TV+ está dando pasos importantes con un catálogo interesante de contenidos, se aproxima el debut de Disney+ y, se prevé que Warner Media (propiedad de AT&T) y NBCUniversal lancen sus propios servicios, entre muchas otras compañías que ya incursionan o se preparan para hacerlo.

La mina de oro no es eterna

En los últimos años nos hemos acostumbrado a que se reporten crecimientos importantes en cuando a número de suscriptores a este tipo de servicios se refiere, Netflix cuenta con más de 148 millones, mientras que Amazon Prime Video ya superó los 100 millones. De hecho, estimaciones refieren que actualmente más del 10 por ciento de la población mundial (cerca de 765 millones de personas) tiene acceso a un servicio de video de suscripción Over The Top (OTT) al menos una vez al mes.

Indudablemente el número de abonados y el engagement que tienen los contenidos que ofrecen resultan atractivos para las grandes compañías, pero todas estarían por enfrentarse a un serio problema si no encuentran la forma de equilibrar el mercado.

Un reciente estudio de Ampere Analysis, advierte que los jugadores más importantes del video streaming ya están presionando los límites de gasto de la gente algo que, de no resolverse podría jugar en su contra.

Al menos así lo concluyen tras hacer una revisión sobre el comportamiento del mercado en Estados Unidos. Según el reporte, citado por eMarketer, la suscripción a este tipo de servicios en los hogares estadounidenses no registró cambios significativos.

Es decir, entre 2015 y 2017 reportó un crecimiento notorio, pasando de 1.5 a 2.8 registradas suscriptores por hogar, pero este número no ha cambiado en el último año (2018), por lo que los analistas prevén que esta tendencia se mantenga.

Incluso, entre los argumentos que se sostienen para tal tesis en eMarketer, es que aseguran que “más opciones (de plataformas) no significa que los consumidores aumentarán drásticamente la cantidad de servicios que están dispuestos a pagar”.

Será una guerra del streaming más encarnizada

La inminente llegada de Disney+ y todo su arsenal de franquicias, películas y series hizo pensar a muchos que el dominio de Netflix corría peligro. Sin embargo, hubo analistas que descartaron esta posibilidad, en cambio, se decantaron por el consumidor y su apetito por contenidos de calidad, lo que podría estimularlo a tener dos o más suscripciones a este tipo de servicios.

Sin embargo, reporte de Ampere Analysis deja ver que esto podría no ser del todo certero, por el contrario, apunta más a una competencia férrea por la atención y lealtad del suscriptor.

“A medida que ingresen nuevos servicios al mercado, es probable que atraigan a los consumidores con pruebas gratuitas y agresivos precios de lanzamiento”, de acuerdo con Paul Verna, vicepresidente de multimedia de eMarketer. “Sin embargo, el éxito a largo plazo de estos servicios dependerá más de la retención de clientes que de la adquisición. Un cliente leal que permanece suscrito es sin duda más valioso que uno que salta de un servicio a otro”.

El argumento es válido, Netflix ha subido el costo de su suscripción en varias ocasiones en los últimos tres años, y podría seguirlo haciendo por dos razones: el consumido ha dado señales de que está dispuesto a aceptarlo si la experiencia y el contenido son de calidad y, por esta misma razón necesitará cada vez mayor presupuesto para producciones originales y licencias de distribución de títulos que logren match con el público.

El problema, es que tanto Disney+ como AppleTV+ y futuros jugadores como Warner Media y NBCUniversal, también cuentan con músculo financiero para invertir. Entonces la clave pasará en cómo logran la fidelización de los suscriptores; ¿será por el engagement de sus producciones?, ¿por el costo y calidad (técnica) del servicio?, ¿o por mantenerse sin publicidad?

loading...