donald trump
New York, June 27, 2016: Equinox Sports Club sign at the entrance to one of the gym's locations.
  • Donald Trump busca la reelección para presidente de Estados Unidos y de nueva cuenta la tensión crece entorno a las marcas con las que se relaciona.

  • Donald Trump es una marca que se ha diversificado en segmentos como el de televisión, bienes raíces, campos de golf, ropa y accesorios, según Brand Keys.

  • Estimados de Campaign, Medical Marketing & Media, PRWeek y DMN advirtieron que el impacto de Donald Trump en el presupuesto de marketing no fue significativa para el 61 por ciento de los mercadólogos encuestados en EU.

El fenómeno de Donald Trump ha resurgido y ya ha impactado en la que podría ser una de las primeras marcas víctimas de su reelección de presidente, para el proceso electoral de 2020.

Equinox es una cadena de gimnasios que se ha visto en problemas luego de que su dueño, Stephen Ross, impulsó la recaudación de fondos para la próxima campaña del mandatario.

Este incidente que vamos a detallar comprueba que el proceso electoral de Trump va a alterar los presupuestos de mercadotecnia, primero, porque Equinox ha tenido que invertir un millón de dólares a organizaciones caritativas, para detener el boicot al que han llamado diversos consumidores, con campañas incluso a través de Change.org; segundo, hay una gráfica en la que se advierte que Trump ha influenciado en los presupuestos de marketing desde 2017.

La cadena de gimnasios incluso ha tenido que desligarse de Ross, por lo que Harvey Spevak, CEO de la empresam ha dicho que solo se trata de un inversionista y que ni siquiera es dueño de la mayoría de esta empresa deportiva.

Si una compañía que no tiene relación directa con Trump, pero ha tenido que invertir un millón de dólares para detener el boicot del consumidor, entonces podemos hablar que el republicano podría estar alterando los presupuestos de marketing de las empresas con su intento de reelección.

Enfrentar el enojo del consumidor

El episodio en que una marca relacionada con Donald Trump enfrenta un boicot se vuelve a repetir y nos hacer recordar incidentes como el de 2017, cuando campañas como #GrabYourWallet se consolidaron como estrategias masivas que movilizaron al consumidor, a dejar de comprar en las tiendas que vendían productos de la marca Ivanka Trump.

Esta campaña motivó que grandes cadenas departamentales como Nordstrom y Neiman Marcus dejaran de vender la marca de la hija del presidente de Estados Unidos, que gozó de una fama tan negativa que incluso anunció su salida del mercado.

A eso se enfrentan las marcas cuando el consumidor se enoja, a dar la cara ante un acoso que desgasta al máximo a estas firmas, logrando que decidan retirarse.

La marca Donald Trump ha hecho del mercado político uno de sus más importantes escenarios, para lograr a través de este épico escenario una oportunidad de consolidar aún más su apellido.

El mandatario ha demostrado el poder de una buena marca personal y lo ha hecho, tal como hemos repasado, a través de segmentos como el de bienes raíces, ropa, accesorios; televisión, campos de golf, alimentos, en fin, la lista es amplia.

Hay una gráfica muy buena que nos ayuda a comprender el impacto de Trump en la industria, pues ahora que ya es presidente, el significado de su apellido parece haberse hecho aún más serio.

A detalle.

– Campaign, Medical Marketing & Media, PRWeek y DMN preguntaron a mercadólogos de Estados Unidos en 2017, sobre cuál era el impacto de Donald Trump en sus presupuestos de marketing.

– El 61 por ciento dijo que no alteró para nada y apenas un 12 por ciento reconoció que este impacto era muy significativo.

– Ahora, con el caso de la cadena de gimnasios Equinox, que ha tenido que pagar un millón de dólares por apoyar la campaña de Trump y con estos recursos contener el boicot de los consumidores, es muy probable predecir que la influencia de Trump alterará los presupuestos de marketing.

loading...