El proceso de ser un fan a ser un votante

Es difícil convertir a un simple fan en un activista en una elección. Por ello es necesario identificarlo para llevarlo a un proceso que nos genere una activación, es decir que pase del “me gusta, al me muevo” votando.

El primer paso es dar a conocer al candidato; en este punto el contenido resulta ser una pieza clave, pues dependemos de la creatividad y las habilidades comunicativas que lo hagan sencillo para que nuestro público objetivo lo comprenda.

Ubicar a los simpatizantes

A lo largo de las interacciones en las redes sociales, puedes ubicar a través de herramientas, las personas que más ayudan a que tu contenido se difunda más. Por ejemplo: Ubicar quien te da mayor número de rt o habla de las actividades del candidato en cuestión.

Generar embajadores

Una vez que hemos hallado a esos simpatizantes, debemos alentarlos para que constantemente sean difusores de nuestra marca (candidato) hasta convertirlos en embajadores.

¿A qué me refiero con alentarlos?

Admiro a esas empresas multinivel que han logrado excelentes resultados en su mercado, a través del convencimiento, pues no es fácil generar una cadena de ventas, pero cuando se logra, los efectos son extremadamente buenos. Éste un claro ejemplo del sistema de recompensa que facilita convertir a los fans en activistas y posteriormente en una comunidad.

Es decir, se puede ponderar cada acción de campaña en puntos, que traducidos puedan hacer una competencia entre los embajadores y obtener premios. Así pues se convierten en activistas y cada día ellos mismos convencen a otros de que nuestro candidato (marca) es la mejor opción.

Otro punto a considerar entre las actividades de los embajadores es realizar acciones que consideren una causa social para que más personas se sumen a ellas y por consiguiente se adhieran a nuestra marca.

Activistas

Un sistema de recompensas es esencial para cualquier activista, debido a que sus acciones convencen por si solas a más simpatizantes y con ello generan un objetivo en común. Este objetivo los mantiene organizados, logrando una comunidad cada día más fuerte.

Así el día de la votación, convertiremos esos fans en una fuerza votante. Veamos el beneficio de poder acercar a través del mundo digital, a personas reales que puedan hacer la diferencia en una elección.