CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El mito del trabajo en casa

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Mientras en algunos lugares aumenta la posibilidad e trabajar a distancia en casa gracias a los avances de las telecomunicaciones, en otros se comienza a dar marcha atrás por razones que van desde las económicas hasta las meramente de cultura organizacional.

Por: Luis Miguel Martínez
Twitter: @lmuia

Mientras en algunos lugares aumenta la posibilidad e trabajar a distancia en casa gracias a los avances de las telecomunicaciones, en otros se comienza a dar marcha atrás por razones que van desde las económicas hasta las meramente de cultura organizacional. Hasta hace poco, se consideraba como una tendencia irreversible el que aumentara el número de personas que trabajan a distancia; sin embargo a principios de 2013, la CEO de Yahoo! logró la nota al prohibir el teletrabajo en su empresa.
De acuerdo a estadísticas publicadas por la BBC más del 59% de las empresas en el Reino Unido, afirmaron contar con esta posibilidad mientras que en EE.UU. las estadísticas oficiales muestran que el 24% de las empresas cuentan con esta posibilidad.

Para muchos freelancers, el trabajo comienza en casa con revisar el correo electrónico mientras se desayuna, hacer un par de llamadas mientras se hace ejercicio, tener una junta previa a la gran junta con el cliente en un cafe Starbucks o Cielito Querido que ofrecen Internet gratis, asistir a esa junta en la sala de juntas compartida de una oficina en una zona de negocios, regresar a casa a hacer llamadas y trabajar en presentaciones. La revista Forbes presentó a los freelancers apropiadamente, al describir el trabajo como “siempre intenso: fechas límite, metas, juntas, resúmenes ejecutivos, más juntas, reportes.”

Si bien la idea de trabajar en ropa deportiva en casa y cerca de un refrigerador es muy atractiva, se necesita autodisciplina y control para lograr una actividad productiva. Cualquiera cuyo negocio utilice su casa como oficina sabe que la disciplina que se requiere no es para cualquiera. Y que pese a los avances de tener un teléfono 24 x 7 y correo electrónico ubicuo, las juntas cara-a-cara aún son indispensables. Este modelo de trabajo es apropiado para algunas actividades pero no para todas.

Mientras tanto, la CEO Marissa Mayer de Yahoo! justificaba su decisión en efecto a partir de junio de 2013, al mencionar que las personas son más productivas cuando están solas, sin embargo son más colaborativas e innovadoras cuando están juntas. “Algunas de las mejores ideas surgen cuando se confrontan dos ideas”. Su orden inicial se justificaba que “la velocidad y calidad se sacrifican mientras estás en casa”.

Para algunas personas, el teletrabajo es lo suficientemente transparente y sencillo en su actividad laboral, que un viernes por la tarde puede estar disfrutando una taza de té, estar planeando la semana siguiente, estar pensando en los puntos clave del reporte esperado y por qué no, tejiendo para bajarle una “rayita” al stress de la semana ó simplemente paseando a su mascota. En el extremo del teletrabajo encontramos a Richard Branson, el magnate británico, quien teletrabaja en el Caribe y el que calificó la decisión de Yahoo! de un “paso atrás de la era en que el trabajo remoto es más fácil y más eficiente que nunca”.

Si el teletrabajo presenta incovenientes, también el teleamor los tiene. Sin embargo, no son insalvables, son nuevas oportunidades en un entorno de separaciones físicas y conexiones emocionales y afectivas. Ciertamente, las interacciones a distancia aún están en la infancia. Los empleadores aún no encuentran una fórmula para asegurar que los empleados son productivos y motivados. Aún se requiere estudio y “prueba y error” para desarrollar el potencial del teletrabajador. Las sabias palabras de Steve Wozniak nos dan esperanza en este panorama, “… estoy a favor de hacerlo de forma remota para aquellas personas que quieren trabajar desde su casa y tal vez puedan ahorrar dinero. No hay que ponerles una oficina. Veo esto como una dirección en la que vamos. Pero, hay que traerlos de vez en vez, porque todos somos animales sociales”.

¡ No te desconectes !

Más notas relacionadas:
¡Adiós Alta Vista!
El derecho a ser olvidado
Incrementan las alianzas en interfaz de marketing

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

gaming y publicidad

La dupla perfecta que espera a anunciantes y el sector gaming

La industria de los videojuegos, como por todos es sabido, está creciendo a niveles insospechados. Es un sector que vive de la gran cantidad de usuarios que lo consumen y, como ocurre con todos los sectores que tienen un tráfico masivo de visitantes, se ha convertido en uno de los canales de marketing online y publicidad favoritos para las marcas