x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El misterio del OVNI en Acapulco

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Desde diciembre de 2011 y con mas frecuencia en enero y febrero de este año se han dado numerosos avistamientos de ovnis (objeto volador no identificado) en las playas de Acapulco Diamante

Por Guillermo Pérezbolde
Twitter: @gpbolde

Desde diciembre de 2011 y con mas frecuencia en enero y febrero de este año se han dado numerosos avistamientos de ovnis (objeto volador no identificado) en las playas de Acapulco Diamante, incluso el fenómeno está documentado en numerosas ocasiones en Youtube; en este fin de semana por fin descubrí el misterio.

El Domingo pasado cerca de las 8 de la noche me uní al grupo de turistas que presenciaron este fenómeno, un objeto con múltiples colores de forma redonda oscilaba a la orilla del mar, y la primera reacción de todos fue sacar la cámara, el celular o cualquier dispositivo que pudiera grabar y cada uno en su propia grabación hacíamos una narración detallada del fenómeno que estábamos presenciando. Después de cerca de 40 minutos de documentar el suceso y justo cuando me disponía a subir a Youtube los vídeos, el objeto comenzó a descender exacto en la playa del hotel en donde me encontraba; así que junto con un grupo de españoles, americanos y mexicanos corrimos para captar el momento histórico en que un ovni tuviera contacto con la raza humana.

Durante el tiempo que estuve junto a otros turistas y personal del hotel viendo el singular fenómeno, comenzaron a surgir entre los presentes, ideas, propuestas y acaloradas discusiones en torno a lo que el objeto podía ser y las repercusiones para el mundo como lo conocemos. Algunos hablaban del riesgo que podíamos estar corriendo al estar presentes cuando el objeto pisara tierra, otros huyeron despavoridos argumentando que en el tsunami de Indonesia se vieron objetos idénticos previo a la marejada. Otros como yo pensamos que teníamos que estar presentes hasta ver a los seres verdes descender de la nave.

El objeto hasta ese momento no identificado descendió a una altura aproximada de 20 metros, pude verlo a detalle y en todo su esplendor, pero para mi sorpresa y la de los presentes, el famoso ovni de Acapulco era una cometa (papalote) con muchos focos de colores, manipulada hábilmente por un individuo quien al parecer no tenía idea de que su juguete ha puesto de cabeza a propios y extraños en el puerto.

¿Y esto a qué viene al caso?

Con este asunto del OVNI y analizando la situación pude observar lo siguiente de la naturaleza humana:

 

  • Necesitamos un líder

Durante el tiempo de shock, todos los ahí reunidos opinamos y discutimos sobre el evento, pero fue hasta que un líder dijo “Vamos a verlo de cerca a la playa” cuando nos movimos en masa para resolver el misterio. Todos teníamos el mismo interés, pero no todos teníamos el valor para ir a enfrentar el suceso, se requirió de un líder nato que le indicara a los demás que hacer en una situación de caos.

 

  • Somos primitivos

Algo que llamó considerablemente mi atención es lo primitivos que somos en nuestras reacciones sin importar la raza, nacionalidad, edad o género, ya que todos los presentes por igual se engancharon con el evento y dejaron de ver por completo el Super Bowl por estar viendo un Ovni. Entre los huéspedes habían empresarios, amas de casa, actores de TV, niños y adolecentes. Todos dejaron atrás su rol y estatus en la sociedad y se volcaron de lleno al evento sin importar el “Que dirán”, aunque cuando nos dimos cuenta del fiasco, todo regresó en automático a la normalidad y cada quién fue ocupando su papel.

 

  • Todo está grabado

En el lugar donde presencié el evento, al menos treinta personas lo grabaron con el dispositivo que tenían a la mano, y si a eso le sumamos toda la gente que se juntó en otros lugares para verlo, podríamos decir que del mismo fenómenos hay cerca de 100 vídeos y algunos de ellos ya están en Internet. Esto en otra época hubiera sido imposible, lo cual nos habla del poder que tiene hoy la gente para mostrar al mundo algo que considera importante.

  • No hemos perdido la inocencia

Sin duda algo que me gustó de la situación, fue el ver que no hemos perdido la inocencia como sociedad, ya que un fenómenos como éste pudo ilusionarnos al grado de perder la noción del tiempo fantaseando con lo que podría significar.

En conclusión me parece que fenómenos como el que tuve la oportunidad de presenciar en estos días, son la oportunidad ideal para darnos cuenta de como somos y reaccionamos ante situaciones atípicas, y me parece que podríamos aprovechar cualquier momento para analizar las reacciones de otros buscando determinar patrones de comportamiento que nos permitan conocernos mejor.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados