El home office no te libra del estrés, sigue estas técnicas

Con el brote de coronavirus, muchas personas se encuentran ya en casa realizando home office, una técnica que es nueva para muchos. Aunque no puede ser realizado por todos los empleos.

Este se puede realizar para redactores, diseñadores, contadores, personal de soporte técnico, profesores de cursos en línea, entre otros.

Incluso esta forma de trabajo ya se viene considerando desde hace un tiempo, pues el 19 de junio del 2019 se aprobó una nueva prestación laboral, pensando en la calidad de vida del trabajador.

Y aunque este tiene muchas ventajas también tiene algunas desventajas que puede ocasionar.

Desventajas del home office:

Por ser un trabajo a distancia problemas técnicos pueden afectar la comunicación entre los trabajadores e incluso retrasar el trabajo. Además que la relación con otras personas es fundamental para el ser humano.

Claro que no te diremos que te debes llevar bien con todos tu colegas, pero muchas personas construyen amistades en su oficina de trabajo, incluso la relación con otras personas es lo que desarrolla valores como la empatía y la tolerancia.

Otro reto que se puede presentar para muchas personas es acostumbrarse a trabajar desde su casa, sobre todo si nunca lo habían hecho. Esto porque pueden existir diferentes distractores que no se tienen en una oficina de trabajo.

Además que no se tiene un horario fijo para detener el trabajo, aunque plantees tus horarios puedes no cumplirlo, lo que ocasiona estrés y cansancio en los trabajadores.

¿Cómo luchar contra el estrés laboral?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75 por ciento de la población sufre por esto, mientras que en otros países como China es el 73 por ciento y en Estados Unidos, 59 por ciento.

Procura dormir bien en las noches para que no estés cabeceando cuando trabajes, Aunque practiques home office, procura dormir temprano. Junto a esto te recomendamos dejar todo preparado una noche, par evitar retrasos por la mañana.

4 ejercicio de estiramiento:

·Necesitan ponte derecho y trata de llevar la cabeza hacia un hombro, alternando ambos lados y manteniendo los a la misma altura, sin encogerlos.

·Para el siguiente ejercicio necesitas apoyarte en una pared con las manos y antebrazos en un ángulo de 90 grados, luego te inclinaras hacia adelante mientras procedes a flexionar una pierna hacia frente y otra hacia atrás, sin separar las plantas de los pies del suelo.

Ahora tu cuerpo debe formar una línea recta y procedes a flexionar más la pierna de adelante y estirar la de atrás. Mantén la posición por unos 20 segundo y flexiones la otra.

·Colócate de rodillas con las puntas de los pies hacia los lados, mientras los antebrazos apóyalos en ángulo recto en el suelo pero la espalda mantenla recta. Exhala lentamente y separa las rodillas y baja el pecho al suelo lentamente, al mismo tiempo desliza los brazos hacia el frente en posición paralela.

·Deberás sentarte en el suelo con ambas piernas rectas y estiradas hacia el frente, con una toalla o playera enrollada, pasá esta por la planta de los pies y justo por el centro, sujetala por los extremos y jala suavemente hacia ti lo más que puedas.

Cuando sientas un estiramiento en la parte posterior de las rodillas mantén esta postura por 20 segundos y suelta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299