• Solo en EEUU, la Big Data de mala calidad cuesta tres billones de dólares cada año 

  • Cada día, los usuarios de internet generan un quintillón de bytes en datos

  • Para 2020, se espera que el número de dispositivos que generan información aumente a 50 mil millones

Hay varias ventajas de la incorporación de tecnologías al proceso de negocio de las empresas. Plataformas como las redes sociales permiten tener una interacción más profunda con el público usuario. El uso del cloud computing, por su parte, habilita a que las marcas realicen tareas como el análisis de datos de una forma más barata y sin tanta infraestructura. Pero pocas innovaciones han cambiado el panorama comercial como lo ha hecho el Big Data.

Según IBM, el Big Data es el procesamiento de grandes cantidades de información, imposibles de procesar con métodos tradicionales, para entender el mercado y tomar de decisiones. En este sentido, ha probado ser muy benéfica para varias compañías. Según SimpliLearn, permite a los negocios obtener una nueva ventaja competitiva. McKinsey además agrega que puede usarse tanto en atención a clientes como para hacer más eficientes los procesos.

En una entrevista con Merca 2.0, el digital manager Rafael Martínez, asegura que el Big Data permite, entre otras cosas, “entender los ciclos de vida de tu usuario”. Señala que permite conocer características específicas de los consumidores. Como por ejemplo, características geográficas, demográficas y de preferencias. Así pues, se les pueden mandar mensajes y ofertas mejor diseñadas para que tengan un impacto mucho mayor en la decisión de compra.

Big Data, una disciplina no tan fácil de adoptar

Martínez señala que uno de los ejemplos más relevantes del uso del Big Data es en el sector financiero. Apunta que, por las operaciones que maneja, se tiene una gran cantidad de insights y reflexiones sobre los consumidores. Por ejemplo, se sabe la forma que utilizan sus recursos, dónde los emplean y la forma que se administran a lo largo del tiempo. Al mismo tiempo, cree que no se ha sabido aprovechar al máximo las posibilidades que están a los pies del mercado.

La banca se muestra muy vulnerable en este tema. A pesar que tienen tanta información sobre sus usuarios, no llegan a tener este recorrido extenso acerca de estrategias puntuales de Big Data. Creo que en nuestro país hay muchas oportunidades de hacer este tipo de estrategias. Y que depende mucho del tipo de negocio. Pero al final, te permite obtener un conocimiento un poco más intrínseco del usuario y entender más de lo que podrías en un estudio de mercado.

Ventajas para todas las marcas

Ya existen estadísticas puntuales sobre el uso comercial del Big Data. Según Hosting Tribunal, estas técnicas de análisis han creado más de ocho millones de empleos, solo en Estados Unidos (EEUU), desde 2012. A escala global, el número es 14 millones de plazas. Esto se explica, en parte, por que para ese año, solo 0.5 por ciento de la información de analizaba, en cifras de TechJury. Pero incluso hoy, apenas se examina el 12 por ciento, en datos de Attunity.

Es claro que existe una área de oportunidad importante en Big Data, y Martínez está de acuerdo. El experto apunta que muchas empresas podrían llegar a desestimar el valor de esta tecnología a largo plazo. Esto porque algunas marcas no se ponen a observar las posibilidades a futuro y se centran demasiado en el presente. Pero apunta que este enfoque puede ser muy dañino, en especial una vez que pasen cinco o 10 años y no haya la infraestructura correcta.

No nada más es una cuestión de marketing, tecnología, finanzas o de IT. Es cómo toda la empresa evoluciona en un tema digital y en un tema de manejo de datos de sus clientes. [Implementar Big Data] creo que no es apostar por el futuro, pero sí es seguir un plan evolutivo. La tecnología va a seguir avanzando, la adoptemos o no. Y el problema es que, si nos vamos quedando rezagados, [podemos quedar obsoletos].

loading...